A las 12 en punto tomaría posesión de su cargo Carlos Dívar como nuevo presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo. Sin prisa pero sin pausa. Así llegó este hombre después de ir a misa. En un Mercedes, algo antiguo, cruzó la plaza que separa la Audiencia Nacional del Supremo y, con extrema elegancia, se bajó y saludó a Trillo, al presidente de la sala tercera de este tribunal. Como estaba previsto, a las 12 en punto se celebró un acto breve donde, engalanado, Carlos Dívar fue nombrado presidente delante de una multitud jurista y periodística. Recibió el cargo atento y emocionado. Después, por la tarde y con el Rey por testigo, el recién estrenado presidente inauguró el año judicial.

Hoy ha presidido su primer pleno en el edificio del CGPJ. Un pleno donde se ha elegido, por unanimidad, a su vicepresidente, el vocal Fernando de Rosa, exconsejero de justicia de la Comunidad Valenciana y figura propuesta por los populares. Tras el pleno, rueda de prensa. A las 14.09 horas, Dívar ha explicado que los nuevos retos que se proponen son “escuchar la voz de los jueces” y, también, “oír la voz de la sociedad”, sus quejas y sus frustraciones. Ha insistido en que el estar cerca de la sociedad es importante ya que a veces ésta se frustra porque no tiene la información adecuada. Aseguran que quieren que esto cambie con la “colaboración de los profesionales de los medios de comunicación”.  El nuevo presidente ha engrandecido a los medios de comunicación con sus declaraciones: “no podemos silenciar a la prensa, no podemos silenciar a los medios de comunicación, nos guste o no. Porque si no, estaríamos haciendo algo equivocado”.

Durante este primer pleno, también se ha elegido a su portavoz, Gabriela Bravo. En su intervención ha defendido la labor de los miembros del consejo: “somos vocales amparados por la Ley, por la constitución. Los representantes políticos no nos pueden mover de nuestro cargo. No estamos sometidos a mandatos partidistas ni tampoco a mandatos políticos. Nosotros, desde ahora, desde el momento en el que hemos aceptado nuestro cargo, vamos a actuar con independencia y siempre bajo el mandato de los principios que establece la constitución”.

El pleno se ha estrenado con la petición de un informe para reformar el Reglamento de la carrera judicial, según ellos, ante el descrédito  “que afecta a esta institución y a los miembros de la carrera judicial”.

 

Fotografía: Ángela Paloma Mf

Anuncios