Nuestros planes se pueden ver truncados en muchas ocasiones. Hoy sábado, algunos vascos han tenido que dejar de hacer aquello que más deseaban, o que planeaban hacer, porque el miedo y el horror llamaban de nuevo a sus puertas. ETA se ha vuelto a hacer publicidad de manera gratuita. Hoy aparecían de nuevo estas letras en los titulares. Esta vez la han pagado con los juzgados de la localidad guipzcoana de Tolosa. Dos etarras han colocado una mochila con 10 kilos de explosivos que ha estallado a la 1:15 horas de esta madrugada. Hora exacta indicada a la Asociación de Ayuda en Carrtera  (DYA) minutos antes de la explosión a través de una llamada telefónica. Estalló en las inmediaciones de los juzgados produciendo grandes daños materiales.

Doce días después del asesinato del brigada Luis Conde en Santoña (Cantabria), ETA vuelve a hacer de las suyas por venganza. Esta tarde, en Bilbao, miles de personas se han manifestado en contra de las últimas decisiones del supremo tribunal: la ilegalización de ANV y PCTV. A la marcha no ha faltado Arnaldo Otegi, ex dirigente de la ilegalizada también Batasuna, ni Kepa Bereziartua, presidente de ANV, ni Nekane Erauskin, parlamentaria de EHAK-PCTV, ni Marian Beitialarrangoitia, alcaldesa de Hernani…

Ángel Alcalde, ex preso de ETA, ha asegurado que la “democracia llegará a Euskal Herria” y con ella “la amnistía y la libertad”. Y me pregunto yo, ¿la libertad para qué, para matar?

Anuncios