Apenas catorce horas después de la reunión entre ambos líderes en el Palacio de la Moncloa, el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de los populares, Mariano Rajoy, se han enfrentado de nuevo esta mañana en la sesión de control en el Congreso de los Diputados. Aunque el careo entre ambos políticos ha comenzado con un tono pacífico, lo cierto es que al presidente popular le preocupa la subida de la tarifa del gas y la futura situación de las familias y de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) en este contexto de crisis económica.

El aumento del gas. Este ha sido el principal motivo del rifirrafe político. Los populares no entienden que después de comunicar las medidas de garantía financiera, el Gobierno haya aprobado una subida del gas en un 9,6% puesto que la Comisión Nacional de la Energía aconsejaba un 5%.  Además, Mariano Rajoy ha pedido en el hemiciclo “transparencia y control” ya que los ciudadanos tienen el derecho a saber cómo se gestionarán los 150.000 millones de euros que el Gobierno inyectará para garantizar a los bancos y cajas de ahorro.

Zapatero ha contestado la réplica de Rajoy asegurándole que  “las medidas de apoyo al sector financiero ayudarán a las PyMES y a las familias”. El ejecutivo sigue insistiendo en conseguir un consenso entre el PP y el PSOE y subrayó que “es bueno para el país” que las medidas para luchar en contra de la crisis consigan el respaldo del parlamento. “Les recuerdo que estamos en un plan de entendimiento”. Estas han sido las palabras del líder socialista en el Congreso, después de recordarle a Rajoy  el aumento del petróleo a lo largo de los últimos meses y la medida del Gobierno de “congelar el precio de la bombona de butano”. Por último, el Presidente ha anunciado que no descarta una fusión entre los bancos y las cajas de ahorro en España, medida que ya están adoptado países de le Europa vecina.

Anuncios