Las cuentas públicas del Estado inician ya su trámite parlamentario. Así se ha decidido después de que el Pleno del Congreso de los Diputados rechazara, en el día de ayer, todas las enmiendas presentadas por varios grupos con respecto al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 2009.

 

Gracias al apoyo de los diputados del PNV (Partido Nacionalita Vasco) y del BNG (Bloque Nacionalista Gallego) se ha conseguido la mayoría que se necesitaba para que las cuentas no fuesen devueltas al Gobierno. El resultado de la votación ha sido de 177 votos en contra de las enmiendas y 170 a favor. La abstención vino de la mano del diputado de UPN (Unión del Pueblo Navarro), Carlos Salvador. El también diputado de UPN, Santiago Cervera, fue el único que continuó respaldando la decisión del PP (Partido Popular).

 

La voz de los políticos

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, se ha mostrado satisfecho con los apoyos y ha subrayado que en un momento de crisis, como la que se está viviendo actualmente, “la confianza es clave” y disponer de “una norma es fundamental”. El ministro también señaló que las cuentas públicas tienen “mucho recorrido todavía” y que queda “mucho trabajo por hacer”.

 

Por su parte, José Antonio Alonso, portavoz del PSOE en el Congreso, criticó la postura de presidente del PP, Mariano Rajoy, por no apoyar las cuentas. Aseguró que “no le importa el bienestar de los españoles, ni la solidez de las finanzas públicas o de nuestro sistema financiero”.

 

El portavoz de asuntos económicos del PNV, Pedro Aspiazu, puntualizó que es necesario contar con “un presupuesto aprobado”, aunque “no sea el mejor de los posibles” ni el que “de verdad nos hubiera gustado”.

Anuncios