El Banco Santander ha registrado un beneficio de 6.935 millones de euros. El seguimiento de los primeros nueve meses revelan que se ha embolsado un 5,5% más con respecto al ejercicio del año anterior. Esto demuestra que, pese a la frágil situación financiera en la que nos encontramos, el Banco Santander ha sabido demostrar una gestión capaz de producir beneficios. Por otro lado, el informe ha revelado un índice de morosidad del 1,63%. Este porcentaje ha crecido si lo comparamos con los datos de diciembre de 2007, donde el nivel era del 0,95%.

Otro dato es el que presenta el BBVA, que ha registrado un beneficio de 4.501 millones de euros. El resultado es positivo si se tiene en cuenta que, hasta septiembre, alcanzó un crecimiento del 9,1%. Su tasa de morosidad es del 1,54% con respecto a 0,88% del año anterior. Nada que ver con la del Banco Popular, que la ha triplicado hasta alcanzar el 2,19% debido a la negativa situación de Martinsa-Fadesa. No obstante, la crisis del ladrillo no parece haber afectado a su beneficio. Pese a no correr buenos tiempos, el Banco ha obtenido un 3% más. Entre enero y septiembre se ha embolsado la cantidad de 956,49 millones de euros.

Anuncios