Dicen de él que es uno de los mejores actores de la historia. Richard Gere ha conseguido a lo largo de su vida despertar muchas pasiones. Muchas han sido sus compañeras de viaje, Julia Roberts, Julia Ormond… Y alguna que otra madre nuestra con ganas de alegrarse el día.

 

Su último film, “Noches de tormenta”, es una película para ver sentado, acompañado de la mejor persona y disfrutando de la ilusión de vivir. Sin embargo, es una película carente de la emoción que siempre ha caracterizado los trabajos de Richard Gere. Un enamoramiento improvisto y final interrogante son sus fuertes. Después de verla, tienes la sensación de quedarte con ganas de más. Sin embargo, no tiene desperdicio…

 

 

Anuncios