El empleo se está deteriorando. Y no poco a poco. Lo está haciendo a una velocidad vertiginosa. Pocas personas existen ya que no conozcan a alguien que se haya quedado sin trabajo. Y es que, según el Ministerio de Trabajo, en noviembre se han registrado 171.243 nuevos desempleados. Un número que se espera que crezca desgraciadamente. El Ministro de Economía, Pedro Solbes, no es optimista: “existe el riesgo de que el paro aumente algo más”.

La notamos. Es obvia. Evidente. La crisis económica nos está afectando. Y mucho. Y pocos dudan de que exista ya esa posible recesión que se esperaba para 2009. El sector de la construcción es quizás el más dañado de la economía española. Existen muchos desempleados, muchos inmigrantes y con pocas posibilidades de futuro. Construcciones paradas. Quiebras inmobiliarias. Y escasas ventas.

El actual número de desempleados alcanza los 2.989.269. Son personas con hijos que dar de comer, con hipotecas que pagar y con sueños… Sueños que no se podrán cumplir ¿Flexibilidad del mercado laboral? Sí, pero también CRISIS ¿Cuántos más el mes que viene?

Anuncios