De elpais.com

De elpais.com

 

Tensa fue la tarde ayer en el Congreso de los Diputados por la política antiterrorista. Rosa Díez, diputada por UPyD (Unión, Progreso y Democracia), fue la encargada de dar un toque de color revolucionario al hablar sobre la forma de disolver los ayuntamientos liderados por ANV (Acción Nacionalista Vasca) en el País Vasco. Díez propuso deshacer todos los consistorios en un plazo máximo de tres meses. Esta moción fue también defendida por el PP (Partido Popular). Una moción que fue rechazada por la mayoría del Congreso.

 

El hemiciclo la oyó. Las palabras de la representante de UPyD hacia los socialistas fueron contundentes: “actúen como diputados que representan la soberanía popular. No es una propuesta de derechas ni de izquierdas, sino de todos los ciudadanos. Defendemos una causa justa”. Solicitaba de manera inmediata que los 42 ayuntamientos gobernados por “proetarras” fuesen disueltos según el artículo 61.2 de la Ley de Bases del Régimen Local.

 

La opción socialista

Por el contrario, los socialistas creen que la mejor política antiterrorista, en cuanto a los ayuntamientos gobernados por ANV, es disolverlos de manera individualizada, uno a uno, tras comprobar y reunir las pruebas que la ley demanda. Como por ejemplo, “actos reiterados concretos, reiterados y graves, imputables a las corporaciones”, según declaraciones de Antonio Hernando, portavoz del PSOE. Hernando, tras escuchar las palabras de los populares, aumentó el tono: “¿Por qué presentan, señores del PP y señora Díez, una iniciativa de disolución de los ayuntamientos tras el asesinato de Ignacio Uria? ¿Por qué no antes?”, ¿Cómo es posible que estemos hablando de esto en el mejor momento contra ETA? Pensábamos que habían bajado del monte”.

Anuncios