conceiro.com

conceiro.com

 

EL número de suicidios entre los soldados estadounidenses es cada vez mayor. En 2007 fueron 115 los militares que se quitaron la vida. No obstante, en 2008 esta cifra llegó a sus máximos. Se ha confirmado que el número total de muertes voluntarias en este cuerpo de seguridad asciende a 143.  

Los factores que explican este hecho son diversos, pero los superiores aseguran que este problema se ha intensificado desde que comenzaron los despliegues masivos en Irak y Afganistán. Un 30% de los soldados en activo que se suicidaron el año pasado estaban en zona de combate en el momento de su muerte. Y para un tercio de ellos, ese combate era el primero. 

El ejército de Estados Unidos ha querido poner remedio llevando a cabo diversos programas psicológicos para ayudar a aquellos militares que tengan problemas. No obstante, el horror, la muerte y la miseria son realidades difíciles de evitar en la zona de conflicto en cuestión.  

El cuerpo de Defensa americano puede ser entrenado para afrontar las situaciones más difíciles y ejecutar las órdenes más violentas y sangrientas. Sin embargo, ningún ser humano es omiso ante la barbarie de la guerra, ante la cruda realidad cuando la vive y la sufre de cerca. 

conceiro.com

conceiro.com

 

Anuncios