Los telespectadores, desde sus casas, pueden ver a una periodista en apuros emitiendo su crónica desde el país en el que se encuentra en esos momentos. Pero lo que otros ven va mucho más allá. A veces es complicado emitir una crónica, contar lo que ocurre. Es difícil desde el momento en que te embarcas hacia un destino para cubrir una noticia concreta. Difícil desde el momento en el que abandonas a la familia para cumplir con los objetivos de una profesión vocacional. Más aún, si el país de destino al que se envía al periodista en cuestión vive una situación de conflicto.

 

Para aquellos periodistas que se marchan y viven experiencias únicas, les resulta gratificante. Es más, cuentan sus vivencias con una emoción indescriptible. Desde la retransmisión por televisión podemos contemplar cómo están viviendo y, gracias a sus voces, podemos saber qué están viviendo y qué está pasando. Pero es bello y digno de escuchar la narración de las vivencias de aquellos profesionales de la información cuando vuelven a su país y a la redacción.

 

María José Ramudo es una periodista de TVE. En la actualidad es corresponsal en Buenos Aires. Sin embargo, ha sido testigo de cientos de acontecimientos en el marco internacional. En este vídeo, podemos observar cómo salió de un apuro en Chile. Fue agredida, por partidarios de Pinochet, cuando retransmitía su directo en un momento de tensión: el ex dictador había fallecido. Expertos y compañeros destacan la actuación de la corresponsal como de “verdadera dignidad periodística”.

Anuncios