elpais.com

elpais.com

De nuevo, el sector energético toma protagonismo en la vida de nuestros políticos. La alta  dependencia de España en energía, no pasa desapercibida para el Gobierno en estos momentos de crisis, donde el paro llama a las puertas del infierno y donde los bolsillos nos avisan de nuestra falta de bienestar para los próximos meses (o años, quién sabe…)

Tras la reunión que mantuvo ayer José Luis Rodríguez Zapatero con su homólogo, el presidente de la Federación Rusa, Dimitri Medvédez, se obtuvo un resultado. Plasmaron su rúbrica en dos acuerdos. Acuerdos entre las empresas energéticas españolas Gas Natural e Iberdrola y las de origen ruso, Gazprom e Inter Rao. Como era de esperar, la visita rusa no era en vana. A ella no faltó ninguno de los presidentes de sus empresas gasistas ni tampoco el viceprimer ministro de Energía ruso, Igor Seching. Como tampoco faltaron los presidentes de Repsol, Gas Natural e Iberdrola, ni el ministro de Insudria, Miguel Sebastián.

De cumbre energética pintan a la cita. Ahora, España, además de ser dependiente del gas de Argelia también será dependiente del gas de Rusia. Para el Gobierno español, esta asociación resulta satisfactoria mirando de frente y a la cara el actual panorama internacional. Según el ejecutivo: “Se logra mayor seguridad en el abastecimiento energético, más acceso a las reservas de Rusia y que las empresas españolas allí generen más empleo”. Eso esperan los ciudadanos de España, que este Gobierno no se olvide de los trabajadores y genere empleo…

Anuncios