Ángela Paloma Martín. Septiembre de 2008

Ángela Paloma Martín. Septiembre de 2008

 

Mucha polémica ha despertado el comunicado de la ministra de Defensa. El anuncio, el pasado 19 de marzo en Istok, sobre la retirada de las tropas de Kosovo antes del verano ha generado un gran revuelo tanto en España como en el foro internacional. ¿Descoordinación? La decisión, del Gobierno de España según Carme Chacón, se sabía y fue acordada con antelación. Zapatero dio luz verde el día anterior para que la información saliese a la luz. Sin embargo, al parecer, Moratinos no lo sabía. Ni Moratinos ni el embajador en Washington. Tampoco Jaap de Hoop, secretario general de la OTAN: Ira y frustración entre los aliados de la OTAN, rezaban los titulares en los periódicos nacionales ayer.

 

Expertos aseguran que pudo ser un error en el plan de comunicación del Gobierno. Pero lo cierto es que, error de comunicación o no, la ministra de Defensa quería hacer llegar unas palabras en primera persona: “Pensé que lo correcto era transmitir una decisión que les implica tan directamente. Lo correcto era comunicarla en persona a los soldados”.

 

En la oposición no están contentos. Para ellos, el Gobierno ha hecho  el “ridículo” ante semejante comunicado. ¿La información se dio en el último minuto sin avisar a los aliados? El Partido Popular así lo piensa. Y ahora piden explicaciones en el Congreso. Carme Chacón deberá comparecer en el Senado esta tarde. Allí intentará dar respuestas a las preguntas del PP: “el procedimiento utilizado por el Gobierno para comunicar la retirada de las tropas españolas de Kosovo”.

Anuncios