nuestraedad.com

nuestraedad.com

La Universidad para mayores es ya una realidad. Cuando caminamos por los pasillos de la Facultad, es muy habitual encontrar grupos de hombres y mujeres que se podrían confundir con nuestros abuelos. También puede que los confundamos con profesores de Universidad. Pero un gran número de ellos son estudiantes. Así es. Estudiantes, alumnos de entre 50 y 85 años asisten a las clases del programa Aulas de Mayores. Son más de 23.000 personas las que han decidido aprovechar los recursos que la Universidad les ofrece: la oportunidad de estudiar. Entre clase y clase, acuden a la cafetería. Entre tostadas y café, allí comparten experiencias y vidas: unos vuelven de nuevo a ponerse frente a los libros; otros acuden por primera vez como niño que, con golosina en mano, huele y huele para adivinar el sabor antes de tiempo.

Para muchos de ellos, es una salida a la nueva vida que se les presenta tras una jubilación inesperada (o quizás ya esperada…). Para muchos otros, es dar respuesta a sus ansias de preguntas, que rondan por las cabezas en un momento determinado siendo ya otro tiempo. A diferencia de los jóvenes, a ellos poco les preocupa obtener un título que pueda garantizar un futuro seguro o prometedor. Aprenden conocimientos, reflexionan, hacen amigos, viven nuevas experiencias… En definitiva, aumenta su grado de interés. Los programas de aprendizaje suelen durar entre 3 y 5 años. Pero este tiempo no les asusta a aquellos que están interesados en realizar una formación superior. Parece ser que las demandas y las solicitudes están en aumento: cada curso académico son más personas las que desean formar parte del la comunidad universitaria. En la Universidad Carlos III de Madrid, por ejemplo, también se está llevando a cabo el programa para mayores. Éste está bajo el lema: “La educación de todos, para todos y a lo largo de toda la vida”.

Anuncios