Gordon Brown, primer ministro británico

Gordon Brown, primer ministro británico

El primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, ya no anda por tierras galas con la cabeza alta. Cuando falta tan sólo un mes para que se celebren las elecciones europeas y también los comicios locales, los resultados se auguran nefastos. Brown tiene serios problemas, y no sólo con los conservadores. Los políticos de su propio partido se están alejando para intentar no presentarle como líder del partido en las elecciones del próximo año. Es más, los laboristas no se hacen a la idea de conseguir un cuarto mandato.

Y no es de extrañar. Gordon Brown va perdiendo lentamente popularidad y credibilidad. Es más, The Daily Telegraph ha hecho pública la lista de gastos de sus diputados británicos: irregularidades y más irregularidades. Además, Brown, ha debido justificar las 6.500 libras (alrededor de 7.150 euros) que le dio a su propio hermano, Andrew Brown, para que pagase a un servicio de limpieza en su domicilio de Westminster. Esta información no ha sido bien recibida por los ciudadanos después de la crisis económica por la que estamos atravesando.

Anuncios