abc.es

abc.es

“Limpias y saludables”, así ha calificado el recién reelegido Mahmud Ahmadineyad las elecciones de Irán. Sin embargo, cientos de ciudadanos no parecen estar contentos con los comicios celebrados en la madrugada del pasado sábado 13 de junio. De hecho, el líder de la oposición, Mir Hosein Musaví, ha solicitado una nueva vuelta ante la desconfianza de los resultados obtenidos.

Las protestas y los signos de violencia ya se han hecho con las calles de este país. Más de 100 opositores han sido detenidos. Aunque aún queda que el Consejo de Guardianes ratifique los resultados definitivos, siete manifestantes han muerto en las últimas horas debido de los enfrentamientos entre los seguidores de ambos líderes. Estos hechos han provocado que los opositores a Ahmadineyad vuelvan a tomar el centro de Teherán.

De momento, Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, no ha denunciado un fraude en las elecciones, a diferencia de otros países europeos. Obama desea iniciar el diálogo lo antes posible con el pueblo iraní. Asegura que la “libertad de expresión debe respetarte” y ante todo, hay que “evitar un baño de sangre”.

Anuncios