Comienza el primer día de julio. Este día suele ser muy importante para aquellos estudiantes, o para aquellos que ya han finalizado sus estudios… Y es importante porque comienzan una nueva etapa: la etapa laboral. Por norma general estos estudiantes se convierten en becarios de diversas empresas, aunque muchos otros tienen la suerte de obtener un contrato, ya sea en prácticas o como interinos…

De cualquier modo o manera, estos becarios comienzan con mucha ilusión esperando, tras su estancia por las empresas, el inicio de una nueva vida después de los estudios. La esperanza abarca a estos jóvenes. Y entre estos jóvenes se incluye la que escribe estas líneas. Puede que la etapa de prácticas o de becas se alargue, no ya durante algunos meses, también puede que durante años. No obstante, esa ilusión del comienzo no debe abandonarse ni dejar en el camino.

Como este primer día de julio, habrán muchos otros… Muchos… Hasta que el resplandor y la suerte encaminen a estos estudiantes o recién titulados hacia un futuro ya asentado…

Anuncios