Fotografía de elmundo.es

Fotografía de elmundo.es

Ya se ha hecho oficial. El Partido Popular ha presentado, en el Tribunal Supremo, una querella contra Manuel Chaves, vicepresidente tercero del Gobierno. El que era presidente de la Junta de Andalucía aprobó una subvención de 10 millones de euros a la empresa de minas Matsa. Una empresa en la que su hija trabajaba como apoderada. Los populares argumentan que esta empresa contrato a Paula Chaves para conseguir las ayudas públicas. Lo acusan de prevaricación y tráfico de influencias.

Chaves ya ha respondido ante la actitud de la oposición y ha asegurado estar totalmente tranquilo. Considera que ha hecho una buena gestión tanto en la empresa como en la Junta.

Anuncios