Hoy domingo, no estamos todos. Faltan dos personas, Diego Salvá Lezaun y Carlos Sáenz de Tejada, que han muerto con el sello de la inocencia plasmado en sus almas. Primero, terror en Burgos. Después, atentado en Mallorca. De nuevo la violencia se hace con el espíritu de la sociedad española. Una sociedad harta, muy harta, que sigue reivindicando libertad, seguridad y, sobre todo y ante todo, tranquilidad… ¿Será posible algún día después de 50 años de lucha…?

Anuncios