Los lunes suelen ser, por naturaleza semanal, perezosos. Sin embargo, esto no justifica que sean tranquilos. Al menos no en las redacciones de los medios. Las noticias van y vienen constantemente, sea el día que sea, para darlas a conocer.

Esta mañana recibía una llamada de teléfono. Curiosa conversación la mantenida. El que emitía su voz desde el otro lado, de ese aparato al que vivimos pegados, me decía: los titulares del día deberían ser “España ha dejado de ser un Estado de Derecho”. Esta persona se refería a la decisión tomada por el Tribunal valenciano de archivar la causa contra Francisco Camps. El Superior no ve indicios de cohecho aunque admite que dirigentes del Partido Popular recibieron presentes de la trama corrupta del caso Gürtel, al menos miles de euros en trajes.

A última hora de la tarde, la Vicepresidenta Primera del Gobierno ha anunciado, desde el otro lado del Atlántico, que la Fiscalía recurrirá ante el Tribunal Supremo la decisión tomada por los jueces valencianos.

Muchos capítulos aún le quedan a este entramado caso… A unos les contentará la decisión. A otros, evidentemente, no…

Anuncios