Esta mañana escuchaba en la radio una y otra vez la llamativa rectificación de Zapatero. Los desempleados están descontentos con una medida que no cubre las necesidades de todos. Y la oposición le dispara acusándolo de despertar falsas ilusiones. Su rectificación pasa porque 100.000 parados más cobren los 420 euros mensuales que ha fijado el Gobierno. Sin embargo, esto no es suficiente. Los expertos aseguran que para garantizar este pago, el Gobierno tendrá que aumentar los impuesto: ¿tanto de dónde?, se preguntan…

Para salir de esta crisis y de esta recesión no hay otra fórmula que crear riqueza. “Y se crea riqueza creando empleo”. Esas eran las palabras a destacar de los tertulianos. Ya me da igual la condición ideológica de la cadena radiofónica: todos los expertos y comentaristas de esta mañana han coincidido. El presidente del Gobierno, en su condición de socialista, parece haber olvidado el factor de “creación de empleo”. Parece contentarse con presentar, en papel mojado, una medida que no convence, como tantas otras: una pequeña paga para hacerse con la confianza de los que carecen de más recursos. El Gobierno de Zapatero parece fomentar el aumento de parados cuando la solución pasa por crear políticas que motiven la creación de empleo.

Él sabe que esto no es suficiente. Como sabe también que tanto del saco público es imposible…

Anuncios