Fotografía de Ajedrez 32

MUCHOS han sido los acontecimientos del año, muchos…  Obama toma posesión de su cargo como presidente de los Estados Unidos espionaje en la Comunidad de Madrid; caso Gürtel, accidentes imprevistos que pueden cambiar el rumbo de la vida de uno mismo; la incógnita de Marta del Castillo; momento histórico para El País Vasco… por nombrar algunos…

El año 2008 fue malo, y muchos profesionales de la información ya pronosticaron que 2009 también lo sería, incluso peor que su antecesor. Y acertaron. Las malas noticias han predominado en los medios de comunicación y la sociedad de este país vive en peores condiciones que cuando comenzó ese enero de 2009 tan temido.  Reproduzco aquí una cita que publicó en su blog el periodista y escritor Juan Cruz: “2008 ha sido un año cabrón, por razones mundiales y hasta personales”; “2008 ha incubado un huevo fétido, que se romperá en 2009, y cuyo olor ingrato nos alcanzará hasta en las pituitarias más ingenuas”.

Me he propuesto (si los lectores de este blog me lo permiten), en estos días que quedan del 2009, dedicar unas líneas a todas aquellas pequeñas cosas intrínsecas en el bagaje de este año perro y malo por diversas circunstancias. Aquellas que se nos presentan sin avisar según el devenir de esta inquieta y traviesa vida, la que llevamos, la que vivimos. Así es, un año perro y malo…

Anuncios