PUEDE ser que la alegría sea uno de los mejores recursos de que disponemos los humanos. La sonrisa es uno de los gestos más expresivos de nuestro rostro y, además, puede contemplarse a primera vista por encontrarse donde se encuentra. Uno de los expertos en este tema es el asesor de comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí. 

Los políticos son las personas que mejor deben aprender a gestionar su sonrisa, sus gestos, su alegría. En definitiva, aprender a comunicar, a aquellos a los que representa, de la mejor manera posible. El primer plano a cámara es importante, y si el presidente del Gobierno ha de comunicar, el que lo haga bien no tiene precio. De momento, José Luís Rodríguez Zapatero sigue aprendiendo…

En estas fechas, la alegría es importante. Tiene un poder de contagio incalculable. Y es por ello que, a pesar de los baches del camino y de las noticias con las que nos despertamos cada día, debemos de aprender a gestionarla bien para vivir de otra manera estos días navideños. 

Aunque nos cueste, despidamos este 2009 con una sonrisa y demos la bienvenida a la nueva década, al 2010 con alegría…

Fotografía de Mario Sepúlveda

Anuncios