EL presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, parece que no quiere caminar sólo en la batalla. A SSMM, los Reyes Magos de Oriente, les pidió una reunión con los grandes. Y aunque no ha sido un niño bueno por no haber hecho bien sus deberes el pasado año, los Reyes Magos se la concedieron…

Zapatero se reunió el pasado 5 de enero en Moncloa con tres grandes personalidades del mundo de la política. A la gran cita acudieron el ex presidente del Gobierno, Felipe González, el ex vicepresidente económico, Pedro Solbes, y ex presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors. Ante el semestre español, el presidente del Gobierno ha visto la necesidad de un asesoramiento serio y curtido de mentes con experiencia y bagaje. Un círculo de sabios que lo reconduzca en este peligroso sendero en el que se adentra.

Para el padre de La Moncloa, la asignatura pendiente continúa siendo la economía, el paro, las políticas financieras. La crisis. Sin embargo, hay más temas que le quitan el sueño tras el recién estreno del Tratado de Lisboa, como por ejemplo la energía, la industria o la innovación.

En estos momentos, este encuentro tiene un significado relevante a nivel político por la tarea que han desempeñado cada uno de los presentes. Además, no hay que olvidar que son evidentes las diferencias sobre política económica entre González y Zapatero. Por otro lado, Solbes vuelve a casa después de cederle la cartera económica la pasada primavera a Elena Salgado, quien también acudió a la cita. Y a esta mesa, no podía faltar el veterano francés Delors, aplaudido por su trabajo al frente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995.

Ahora bien, parece que este encuentro ha sido el primero pero no el último. Zapatero lo tiene claro: no quiere estar solo. Por lo que se ha confirmado la celebración de reuniones con expertos en política europea a lo largo de los próximos seis meses mientras España esté al frente de la presidencia.

Anuncios