ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

VIAJAR a un país diferente siempre entraña riesgos. Desde perder la maleta a no pasar por los controles de seguridad. Y Estados Unidos no iba a ser menos. El tener un apellido “común”, al parecer, entraña dificultades por tener semejanzas con los apellidos de aquellos que han ejercido una actividad ilícita. ¡Cuidado con los Martín y con los López!

¿La primera foto al llegar a Washington? La de un autobús (no hecha por casualidad). No dio tiempo a más: había que reclamar maletas y contar la historia vivida en Boston antes de partir hacia la casa de Obama…

Fotografía de Ángela Paloma Martín

Anuncios