Sociedad



ÁNGELA PALOMA MARTÍN | Madrid

HAY cartas que, aunque cortas, lo dicen todo. En plenas vísperas de una huelga de funcionarios, recibo estas palabras conmovedoras. Porque la preocupación es la compañera de cama hoy de cientos de personas en nuestro país.

En esta carta hay palabras que comunican. No me cabe duda que comunican. Y que lleva implícita muchos mensajes. Mensajes políticos, sociales, económicos y morales. Ella las escribió, quizás, para ser más consciente aún de la situación. O puede que lo hiciera para que el tiempo no borre este momento del que habrá que reírse algún día cuando todo pase…

Su autora es Sara, una chica de 41 años (chica, sí, imposible llamarla mujer con esa cara y cuerpo de niña que tiene). Su autora es Sara, que a los 34 se quedó viuda y al cargo dos hijos como dos soles. Cada día hace 260 kilómetros por carreteras manchegas para ir hasta Almadén desde Argamasilla de Calatrava. Allí está el ambulatorio donde trabaja, sin plaza fija, como administrativa. 260 kilómetros cada día, haga frío, calor, llueva o nieve. Y cada día va y viene sin desatender a sus hijos porque las oportunidades en estos tiempos escasean… Porque hay trenes que pasan una vez, y ella lo sabe bien.

Estas, sus palabras, las que recibí en plenas vísperas…

“Palomita, espero que esto tenga solución, es cíclico y cada “x” tiempo se pasa alguna crisis. A ella (su madre), que es positiva,  le pregunto. Dice que sí que “verás como lo solucionan”; pero a qué precio, siempre pagan los mismos. ¿Porque no se recortan ellos? Sabes lo que han mal gastado, mal gestionado y ahora que la hucha la han vaciado, nos piden un poquito a cada uno de los ciudadanos para volver a llenarla. Y vengan de nuevo “los que sean” y vuelvan a mal gastar y a mal gestionar. Sinceramente me da miedo, aunque me siento privilegiada de ser mileurista, solo tengo una meta y lo sabes… mis hijos.. mi familia lo demás es secundario y tú lo sabes. Muchos besitos”

Como el caso de Sara, muchos…


Obama, el pasado 19 de marzo en la Universidad George Mason, Virginia. Fotografía de Ángela Paloma Martín

ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

“La ley que estoy firmando pondrá en marcha reformas por las que pelearon y marcharon generaciones de estadounidenses”. Estas han sido hoy las palabras de Barack Obama, del presidente de los Estados Unidos. La reforma sanitaria ya ha sido promulgada, ya es una realidad. Una realidad que acoge a 32 millones de estadounidenses, las personas que tendrán derecho a una cobertura sanitaria.

Alrededor de 40 años han esperado a que esto fuese un hecho, desde Roosvelt hasta Clinton. Las utopía ha dejado las puertas abiertas a la realidad del mundo. Porque, ¿quién iba a decir que esta reforma saldría adelante con un presidente negro y con una mujer al frente de la Cámara de Representantes? Y, sin embargo, afortunadamente así ha sido… Sin duda, empieza una nueva era en Estados Unidos…

Noticias Relacionadas

.- Obama promulga la histórica reforma de la sanidad

.- Obama: “hoy firmo la reforma de sanidad en nombre de mi madre”

.- Biden: “esto es algo de puta madre”


ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

Fotografías de Ángela Paloma Martín

Fotografías de Ángela Paloma Martín


ÁNGELA P. MARTÍN | Nueva York

El puente de Brooklyn

El puente de Brooklyn. Fotografía de Ángela Paloma Martín

El puente de Brooklyn. Fotografía de Ángela Paloma Martín


ÁNGELA P. MARTÍN | Nueva York

“La libertad iluminando el mundo”

La Estatua de la Libertad. Fotografía de Ángela Paloma Martín

La Estatua de la Libertad. Fotografía de Ángela Paloma Martín

La Estatua de la Libertad. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Manhattan y la Estatua de la Libertad. Fotografía de Ángela Paloma Martín


ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

OBAMA se ha quedado en su país hoy para seguir hablando a los ciudadanos americanos acerca de la necesidad de la Reforma Sanitaria. Se ha quedado para hablar y así agotar una última oportunidad. Quizás la palabra “hablar” se quede corta cuando nos referimos al presidente de los Estados Unidos. Hay discursos, apariciones, expresiones… que van más allá del simple espectáculo emisor – receptor. Y esta intervención en la Universidad George Mason en Virginia es un ejemplo, es puro arte…

Discurso de Obama

Cuando Barack Obama aparece en escena, las personas testigos de su aparición vibran. Esa es la palabra, vibran: se emocionan, se ilusionan, dialogan… El poder de comunicación de este líder político es indescriptible. Merece la pena ver en directo como se hace con los espectadores, como los ciudadanos que lo escuchan se convierten en protagonistas junto él. Obama implica al receptor de una manera natural y espectacular. Es así como Obama controla el arte de la comunicación, es así como controla el arte de la oratoria…

Discurso de la Reforma Sanitaria en la Universidad George Mason de Virginia. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Discurso de la Reforma Sanitaria en la Universidad George Mason de Virginia. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Discurso de la Reforma Sanitaria en la Universidad George Mason de Virginia. Fotografía de Ángela Paloma Martín


ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

KEVIN Beltram viene de la compañía Distributive Networks. Trabajó en la campaña de Obama gestionando los mensajes a través del teléfono móvil. Ha sido el segundo ponente del XI Seminario de Estrategias de Campañas Electorales: Ganando elecciones, un votante a la vez en la George Washington University (GSPM). Su discurso ha ido dirigido en gran medida a un público con la ambición de ser candidatos electorales algún día. Pero no sólo ha dado consejos a futuro. También nos ha revelado como Obama aceptó la idea arriesgada de utilizar por primera vez esta plataforma en una elecciones. En las primarias, el actual presidente de los Estados Unidos apostó por algo nuevo mientras Hillary Clinton se mostró reticente y prudente: “Obama lo entendió antes que Clinton”.

Un software para un fin: Obama quería tener este programa integrado con el resto de medios de comunicación e involucrar en su mensaje al mayor número de personas. Hoy en día, ha aumentado de manera estrepitosa las personas que utilizan el móvil para algo más que para hacer llamadas. Ver un mensaje de texto es más inmediato que el correo electrónico. Y, ¿cómo se hace? Según Beltram, creando una lista, segmentando a la población norteamericana y satisfaciendo sus necesidades en función de la demanda – petición del código postal para localizar la zona geográfica, petición de intereses puntuales y concretos… Pero… ¿cómo se utiliza este activo para tener beneficios traducido en votos? En primer lugar, estudiando quién es el target involucrado y utilizar un recurso importante en Estados Unidos para sacarle el máximo partido: los voluntarios; en segundo lugar, informar al electorado, por ejemplo, de la fecha límite de votación, dónde hay que ir a votar, cual es el proceso, etc.

Kevin Beltram: “Si yo fuese candidato, utilizaría el móvil.

Pero como todos los soportes de comunicación, el teléfono móvil tiene sus ventajas y también grandes inconvenientes, como es el caso del precio y de las políticas de las compañías telefónicas. Son preguntas difíciles de responder e, incluso, difíciles de ser cuestionadas.

Kevin Beltram en el XI Seminario de estrategias de campañas electorales en la George Washington University, Graduate School of Political Management (GSPM). Fotografía de Ángela Paloma Martín

Página siguiente »