"Te llaman porvenir porque no vienes nunca". Fotografia de Maat

ÁNGELA PALOMA MARTÍN | Madrid

ASÍ es, “te llaman porvenir porque no vienes nunca”. La solución. La salida. La luz. El tiempo que se fue y no volverá… La solución, la tan ansiada y deseada solución. Una. Esta. La crisis económica que vino y cuya solución está… ¿Dónde está la solución?

Con corbata granate y camisa blanca acudió a la máxima Cámara el pasado miércoles. Blanca como la de Obama. Blanca como la de Obama simulando a los Kennedy, aunque lejos, sin duda, estaba nuestro presidente Rodríguez Zapatero de parecerse. Con corbata granate acudió. Así es. Y esperó a que hablase su ministra. La segunda, la que él nombro cuando a Solbes le faltaba el aliento, el aire, todo le faltaba ya a Solbes. Mientras, los periodistas atentos estaban en la tribuna de prensa o en sus cabinas correspondientes. Esperaban a que dijera lo que dijese, Salgado y todos los portavoces de los grupos. Los periodistas esperaban la llamada de sus jefes o simplemente su disposición a informar a sus respectivos medios: “ya está, lo ha dicho. Ahora sólo falta esperar a la votación”. Muy clara no estaba la cosa. Ya lo decían por la mañana en la radio. Ya lo decía incluso la gente en el mercado, y los taxistas también a primera hora de la mañana… Y por un voto se salvó. Por uno sólo…

“Los tres próximos meses serán decisivos para poner las bases de la economía española de las próximas décadas”, dijo el presidente. Pero mucho está tardando el equilibrio en llegar, si es que éste existe. Piden comprensión a la ciudadanía, a los parados, a los nacionalistas, ¡a la oposición y a los sindicatos! Muchas reformas para 90 días. 90 días. Un periodo de prueba demasiado corto, o largo, o que tardó demasiado en llegar. Un tijeretazo, histórico en la democracia española: la reforma del mercado laboral, la de las pensiones, la de las cajas… La reforma laboralUna negociación que no llega, y cuando llega muere en el intento…

Ya lo decía Ángel González, “Te llaman porvenir porque no vienes nunca”…

Anuncios

El periodista y escritor, Juan Cruz, decía hoy en un post que los blogs son como  “espejos en el camino”. Espejos en el camino. Curiosa reflexión y expresión. Y, al leerla, ha llegado a mi memoria el finalizar de un libro suyo, Muchas veces me pediste que te contara esos años… 

“(…) Se salva una carta, una sola, y ésa se lee en silencio, mientras uno va pensando cómo le da la mano al tiempo que nos queda.

Ya tu patria es el tiempo

Ojalá”.

Y al leer esa expresión, ese Espejos en el camino, ha venido a mi memoria ese poema de Ángel González… Por ello os lo muestro, para que disfrutéis de él…