Fotografía de Ajedrez 32

MUCHOS han sido los acontecimientos del año, muchos…  Obama toma posesión de su cargo como presidente de los Estados Unidos espionaje en la Comunidad de Madrid; caso Gürtel, accidentes imprevistos que pueden cambiar el rumbo de la vida de uno mismo; la incógnita de Marta del Castillo; momento histórico para El País Vasco… por nombrar algunos…

El año 2008 fue malo, y muchos profesionales de la información ya pronosticaron que 2009 también lo sería, incluso peor que su antecesor. Y acertaron. Las malas noticias han predominado en los medios de comunicación y la sociedad de este país vive en peores condiciones que cuando comenzó ese enero de 2009 tan temido.  Reproduzco aquí una cita que publicó en su blog el periodista y escritor Juan Cruz: “2008 ha sido un año cabrón, por razones mundiales y hasta personales”; “2008 ha incubado un huevo fétido, que se romperá en 2009, y cuyo olor ingrato nos alcanzará hasta en las pituitarias más ingenuas”.

Me he propuesto (si los lectores de este blog me lo permiten), en estos días que quedan del 2009, dedicar unas líneas a todas aquellas pequeñas cosas intrínsecas en el bagaje de este año perro y malo por diversas circunstancias. Aquellas que se nos presentan sin avisar según el devenir de esta inquieta y traviesa vida, la que llevamos, la que vivimos. Así es, un año perro y malo…


Valle de Lozoya, Madrid. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Valle de Lozoya, Madrid. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Valle de Lozoya, Madrid. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Valle de Lozoya, Madrid. Fotografía de Ángela Paloma Martín


Los espacios de los medios de comunicación lo ha ocupado la que ha sido la gran noticia del día: la muerte del bebé Rayan. Desde bien entrada la mañana, podíamos leer, oír y ver la negligencia médica que se ha cometido con el hijo de la primera fallecida por gripe A en España, Dalila. Su marido, Mohamed, lo ha perdido todo en 15 días: primer a su mujer, que fue ingresada cuando aún estaba embarazada, y a su hijo, que nació por cesárea en su 28 semana de gestación.

El bebé prematuro no tenía la gripe A. Sin embargo, una joven enfermera, en su primer día en la UCI de neonatología, cometió el error de introducirle alimento por vena en vez de por la vía nasogástrica. El pequeño Rayan falleció ayer, en el hospital madrileño Gregorio Marañón.

 Repercusión mediática

No se ha hablado de otra cosa en todo el día, exceptuando el tema político sobre la financiación. Es impresionante la cantidad de llamadas telefónicas que han recibido las cadenas radiofónicas. Las tertulias han ocupados los intensos minutos de discusión por las negligencias médicas. Y la interactividad social ha tenido una especial relevancia con este tema. Nadie se quería quedar atrás: todo el mundo quería dar a conocer su caso personal médico, su enfermedad o sus dolencias actuales y exponer su opinión sobre las carencias de la sanidad pública en España y, especialmente en este caso, en la Comunidad de Madrid. A esto respondían, explicándose y defendiéndose, médicos, enfermeras, auxiliares… La precariedad laboral era el tema que abordaban ellos con un ímpetu necesario y reivindicativo. “Falta de personal”: estas era las palabras más escuchadas de boca de estos trabajadores sanitarios…


Portada nº 3 Café de Oriente (la revista era a color). Ángela Paloma Martín

Portada nº 3 Café de Oriente (la revista era a color). Ángela Paloma Martín

 

Café de Oriente fue una revista que creé hace un año. Pretendía ser una publicación mensual y local, un proyecto para una asignatura en concreto de la carrera de Periodismo. Tres números se editaron con muchísimas ilusión. Tres números que hoy guardo impresos como oro en paño, como suelen decir en mi pueblo. Se escribieron en ella artículos totalmente informativos que cubrían diversas temáticas formando parte de las distintas secciones. Hoy expongo el editorial que redacté en el último número de Café de Oriente

Café de Oriente. Así titulé a esta revista hace dos meses. Café de Oriente. Me gusta el título. A decir verdad, me encanta. Nació de este sentimiento que me persigue día y noche, el que habita en mi corazón desde que mi persona conoció lo que es el periodismo. Este sentimiento que se indigna cuando percibe que la población, ignorante por carecer de información, es manipulada por gobiernos totalitarios que ejercen  en el gentío un cruel poder.   Así también vivió España, oprimida, ignorante, manipulada, desconocedora de todo cuanto acontecía, engañada. Ni los periódicos eran ya periódicos. Ni la radio era ya la radio. Ni qué decir de la televisión en blanco y negro. Pero esto ocurrió mucho más tarde…

   Analfabeta. En España los niveles de población analfabeta siempre han sido muy elevados. Sin embargo, el pueblo siempre ha sido curioso. Siempre ha querido saber qué ocurría a su alrededor. Así mismo, aquel que sabía leer, un obrero en la obra o un minero en la mina, era el encargado de emitir las noticias de la prensa en voz alta, de transmitir lo que la radio contaba.  Era en las tabernas, en los cafés, donde la gente se reunía para comentar los sucesos del día, para escuchar de boca de quién sabía aquello que el gobierno no quería transmitir a su pueblo. Rondaban los siglos XVIII y XIX. Rondaban los inicios de la prensa clandestina. Rondaban los inicios de los sindicatos y de los partidos socialistas. Nacía entonces un sentimiento en los corazones del pueblo: querían dejar de estar sometidos, querían dejar de ser engañados. Luchaban en contra de la propaganda fascista, en contra de la opresión. Soñaban con conocer para luchar por su libertad. A partir de aquí comienza nuestra historia. La europea. La española.

   El Café de Oriente es pura historia, pura magia. Es una cafetería que se encuentra en la Plaza de Oriente, frente al Palacio Real de Madrid. Nada más entrar se tiene la sensación de vivir en la época en la cual se gestó la prensa clandestina. Su decoración conserva los rasgos bohemios del romántico pero exaltado siglo XIX. Me transporto a un sueño cuando me siento en sus sillas de madera y, tomando café, comienzo a leer.


Ángela Paloma Martín. Fotografía tomada a las 22.18 h.

Ángela Paloma Martín. Fotografía tomada a las 22.18 h.

 

Son más de las 22 horas. En Getafe, ciudad de la Comunidad de Madrid, han comenzado obras para renovar infraestructuras y vías. Concretamente en la calle Badajoz, esquina con la calle Extremadura, y también en esta misma. Pues bien, las obras han comenzado sin previo aviso. Tan sólo se ha comunicado, con una señal de prohibición, a los propietarios de los automóviles que aparcaban en la vía pública que, a partir del 20 de abril, debían retirar sus coches antes de las 8 de la mañana. No obstante, ese no es el mayor problema por el que se quejan los vecinos: la contaminación acústica dura prácticamente todo el día exceptuando, quizás, una hora de comida.

Son más de las 10 de la noche y el ruido rotundo de un taladro ensordecedor inunda los oídos de cualquier persona que tenga su vivienda cerca. O de cualquier viandante. Muchos vecinos se tendrán que levantar a las 7 de la mañana, incluso antes para ir a trabajar. Y muchos otros deberán madrugar para cambiar su automóvil de sitio puesto que en la zona peatonal donde lo aparcan de noche, comienzan las multas a las 8 de la mañana.

El dormir, el descansar o el tan sólo vivir, se hace complicado en tan malas condiciones que, en pleno siglo XXI, parecen tercermundistas… ¿Una solución? Ofrecer información, algo que las personas tienen derecho a recibir. ¿Otra solución? Respetar los horarios y, más aún, si son laborales…

Ángela Paloma Martín. Fotografía tomada a las 22.18 horas

Ángela Paloma Martín. Fotografía tomada a las 22.18 horas


.

EL, cada vez menos, líder de los populares, Mariano Rajoy, ha afirmado en la sede de Génova que Panadero ya ha presentado su dimisión como alcalde de Boadilla del Monte y que esta petición ha sido aceptada por Francisco Granados, secretario general del PP de Madrid.

El alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, está vinculado con la trama de corrupción de su localidad, destapada el pasado viernes por la fiscalía y por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. No obstante, no ha dudado en responder a las palabras de Rajoy: “Sin estar imputado es absurdo presentar la dimisión”. Con esta frase se ha expresado el todavía alcalde en una rueda de prensa donde no se ha podido ejercer el periodismo ya que no ha admitido ningún tipo de preguntas.

 

De momento, Mariano Rajoy ya ha pedido que se abra una investigación interna para estudiar la trama de corrupción en esta localidad. De momento, las discrepancias y las diferencias entre los populares siguen aumentando…


Por Ángela Paloma Martin

Por Ángela Paloma Martín

AL hablar con diversas personas a lo largo de esta semana, he percibido un tono desalentador. “¡No voy a leer una noticia más ni voy a ver los informativos de televisión!” Esas fueron las palabras que escuché el otro día de boca de un conocido. Al parecer, por lo que escucho atenta e indirectamente, la sociedad está recibiendo información negativa de los medios de comunicación. La crisis, el paro, el número de muertes por la guerra, muertes y más muertes, violencia, delincuencia, robos, divisiones ideológicas políticas de aquellos que nos representan y también de aquellos que no nos representan… Toda la información que recibimos, dicen, es para “hundirse”, “deprimirse” y no salir…

Es cierto que los acontecimientos actuales no son para ponerse a bailar. Pero también ocurren cosas buenas y positivas que deberían entrar en la agenda de los medios. Aunque tan sólo fuese para compensar el ánimo de los usuarios que consumen la información. Sin embargo, hay noticias que se les da un rango superior de importancia. Y, estas noticias, suelen ser malas, negativas y deprimentes.

Escuchaba también que el tiempo no estaba acompañando en este caminar pausado de dificultades. Y es cierto. Este invierno está siendo verdaderamente crudo, largo, infinito. Y puede ser que el ánimo se agrave no sólo por los problemas personales que sufre la población, sino también porque el gris de los días hacen de esos problemas verdaderos pozos sin fondo.

No hay una solución inmediata para paliar esta crisis. No está en nuestras manos. Tampoco en la de los medios, aunque éstos podrían rotar la dinámica informativa. Pero no será así… Por lo que, entre todos, busquemos un poquito de alegría en medio de este caos…