Demasiado está lloviendo en Génova. ¿Lloviendo? ¡Qué digo lloviendo! Demasiado mal tiempo está haciendo en Génova. No se puede ni comparar con la nevada de Madrid del pasado 9 de enero. A Mariano Rajoy le faltaba ya el aliento para contestar a las preguntas de las entrevistas y para saber salir de los canutazos del Congreso de los Diputados. Ni qué decir tiene de las salidas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a quien los artículos del periódico le caen como lluvia de ácido. Madrid – Valencia. Valencia – Madrid. Espionaje y corrupción. Corrupción y espionaje.

Pero llegó EL HOMBRE. Este hombre. Alberto Núñez Feijóo. Su éxito rotundo en las elecciones gallegas han supuesto un punto culminante en el partido de los populares. Rajoy se ha atribuido el éxito mientras el que tiene que levantar tareas hundidas es otro. En Galicia, los del PP votaron el pasado 1 de marzo. Y saltaron para hacerse notar. Victoria absoluta para el nacido en O Mesón, Ourense. Victoria absoluta para el gallego. Mariano sonríe orgulloso pero no olvidemos que el que hace es otro. Y eso esperan los gallegos. Que el que haga, lo haga bien…


elpais.com

elpais.com

DICHO y hecho. El lunes, 9 de febrero lo anunció. Dos menos. Alberto López Viejo, consejero de Deportes, y Guillermo Ortega, gerente del Mercado Puerta de Toledo, ya han presentado su dimisión. Así lo anunció Aguirre y así fue. ¿El motivo? Su relación con los empresarios investigados por la trama de corrupción destapada el pasado viernes por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. Y uno más que, definitivamente, también se queda fuera, el alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero.

 Dicen que sus palabras se escuchan con mayor interés que las de la Rajoy. Dicen que su actuación y sus declaraciones son más creídas por los ciudadanos populares, no sólo de la Comunidad de Madrid, que si fuesen evocadas por Rajoy. Dicen de ella que impone respeto y liderazgo. Ella es Esperanza Aguirre. Y es que, con tanto sólo alzar el tono, es escuchada y creída. Y sus palabras van a misa como si del mismísimo papa se tratase. No se juzgan sus intervenciones. Y sus afirmaciones no son retractadas, como las de Mariano. Sean o no verdad.

 Sin embargo, y aunque algunas cabezas estén siendo cortadas, los problemas en el Partido Popular se acrecientan. Por un lado, la trama de corrupción. Por otro, el espionaje en la Comunidad de Madrid, cuyas investigaciones aportan cada día datos nuevos como para hacer temblar a aquellos que se sientan aludidos. De momento, ya han sido publicados los informes caligráficos de los partes de espionaje. De momento, las pruebas aumentan, se suman y siguen… aunque haya voces que aún desmientan esta curiosa actividad de seguimiento practicada no ahora, sino “mucho tiempo ha… “


abc.es

abc.es

 

El trío Rajoy – Aguirre – Gallardón parece estar más enfrentado que nunca… Ayer, la Presidenta de la Comunidad de Madrid hablaba. Y hablaba… Y hablaba… “No hay montada ninguna red de espionaje”, declaró. “El que tenga pruebas que las ponga sobre la mesa, que ponga en conocimiento de los jueces y de la Fiscalía”. ¿Y si no? “Tendrán que vérselas con el Gobierno regional en los tribunales. Aguirre también ha asegurado que pone “la mano en el fuego” por su equipo…

 

Alberto Ruiz Gallardón no tanto. El alcalde da credibilidad a los hechos y demanda investigaciones… Al igual que Rajoy. El Partido Popular ya ha advertido de las responsabilidades penales y políticas que pueden acarrear en el caso de que se confirme la red de espionaje. Rajoy no habla de tribunales. No. Rajoy habla de abrir una investigación interna “para aclarar hasta sus últimos extremos lo ocurrido y adoptar medidas pertinentes”.

 

Avisos que van y que vienen de Caja Madrid. El Mundo reveló el posible espionaje de miembros de esta entidad, allegados a Miguel Blesa, Presidente de la Caja de ahorros. Recordemos que Blesa es hombre de confianza de Gallardón. Y cuando las monedas chirrían, es porque dinero hay en el monedero. El controvertido caso de Caja Madrid puede ser mucho más importante en este conflicto interno de lo que pueda parecer.

 

De momento, el periodista de El País, Francisco Mercado, responsable del destape de las informaciones sobre la red de espionaje, ha sido citado por la fiscalía del TSJM tras las denuncias que se han sucedido a lo largo de estos cinco días.

 

Y, de momento, mientras los populares siguen echando tierra sobre su tejado, en el País Vasco se sigue vigilando. Y de cerca… A las tres de la mañana los medios de información recibieron un comunicado: “Golpe policial contra la dirección de Batasuna”. Esta madrugada, en la operación del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, se han detenido a nueve personas relacionadas a la a la izquierda abertzale.


Francisco Granados, Ignacio González y Esperanza Aguirre. www.gentedigital.es

Francisco Granados, Ignacio González y Esperanza Aguirre. http://www.gentedigital.es

 

Episodios de espionaje… Una Comunidad… La de Madrid… Una Presidenta… y rubia… Muchos hombres y… Un destino…

 

Esto parece el “intro” de una serie de televisión. Una serie mediocre pero muy vista. Y es que el acontecimiento merece todas las atenciones… Según publicaba el periódico El País los días pasados, en Madrid se han estado llevando a cabo presuntos espionajes. ¿Las víctimas? Parece ser que los espiados han sido Ignacio González, Vicepresidente de la Comunidad de Madrid y “mano derecha” de esta nuestra Presidenta, Esperanza Aguirre; y Manuel Cobo, Vicealcalde y gran amigo de este nuestro alcalde, Alberto Ruiz Gallardón.

 

El interés por esta polémica se ha suscitado después de saberse que González “había sido seguido e, incluso, grabado con cámara oculta durante un viaje a Cartagena de Indias (Colombia)”. Del mismo modo, Cobo “fue sometido a diversos seguimientos por la capital durante abril de 2008”. Las miradas de culpabilidad apuntan hacia Francisco Granados, Consejero de Presidenta, Justicia e Interior y secretario general del PP de Madrid.

 

Según El País, “la Consejería del Interior de la Comunidad de Madrid, presidida por Francisco Granados, cuenta con su propio servicio de espionaje”; “se trata de un equipo dirigido por el ex inspector de policía Marcos Peña -fichado por Granados en julio pasado como asesor para temas de seguridad”. Por su parte, Granados ha negado ya en reiteradas ocasiones haber ordenado el espionaje de los distintos cargos de la Comunidad.

 

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha participado en la comidilla madrileña tras hablar anoche en el programa de TVE “59 segundos”. Declaró que llevar a cabo espionajes con un “equipo parapolicial” es una acción “ilícita e ilegal y si se ha financiado con fondos públicos, un delito”. Así de rotundo declaró. No obstante, Gallardón mostró especial interés en saber “quién se encargó de investigar, quién ordenó estas vigilancias, si se pagaron con dinero público y a quién se dio cuenta de ellas”. Es “un hecho gravísimo que merece una investigación y la depuración de responsabilidades de quienes la hayan ejecutado, ordenado y financiado”.

 

¿Quién será el culpable?

¿Quién financió estas acciones?

¿Los hombres de Esperanza protegen su Gobierno para que permanezca en el altar por los siglos de los siglos? O por el contrario, ¿pretenden derrocar su el Gobierno?

Y… ¿por qué también los hombres de Gallardón? ¿Pretenden hundir al alcalde de Madrid?

 

Quizás estas preguntas sean contestadas en los siguientes episodios de esta serie policiaca. O no. Lo que sí sabemos es que los hombres de Aguirre no se están portando bien… Nada bien…


elpais.com

elpais.com

LA presidenta de esta nuestra Comunidad está enfadada. Y mucho. El órgano propagandístico del régimen cubano, el diario Granma, vomitó ayer en sus páginas todo tipo de expresiones que atacan directamente a Esperanza Aguirre. Según el periódico cubano, Aguirre desea convertirse en la principal cabecilla en la capital española de la mafia y los terroristas cubanoamericanos asentados en la ciudad estadounidense de Miami”. Pero esto no termina aquí. Define a la política madrileña como “discípula del derechista José María Aznar” y asegura que “desea también seguirle los pasos en el empeño frustrado de atacar a Cuba y hacer de sus agresiones a la isla un medio de promoverse”. Nada menos. ¿Algo más? Pues sí, mire usted… Granma también la acusa de recibir “importantes sumas de dinero de la debilitada mafia cubanoamericana de Miami” y afirma que “mantiene estrechos vínculos con esos grupúsculos de Miami y con connotados terroristas”. ¿Aguirre utiliza el dinero de los contribuyentes “para sostener a supuestos opositores cubanos”? No sé lo que pensarán al respecto los ciudadanos de la Comunidad de Madrid…

¿Qué ha hecho la presidenta de la Comunidad de Madrid para merecer tales expresiones? Según el diario El Mundo, apoyar una concentración para el 31 de enero contra el régimen de Raúl Castro en el 50 aniversario de la revolución cubana. Aguirre se ha sentido muy ofendida… Por ello ha contactado con el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para que de “una respuesta adecuada a la gravedad de los insultos”. En su respuesta, el ministro ha optado por contactar telefónicamente con el embajador cubano, Alberto Velazco San José. Por teléfono. Contacta por teléfono El Gobierno, a pesar de estar molestado por la cantidad de descalificativos que arroja Cuba contra los políticos españoles, no quiere convocar formalmente al embajador para no romper los lazos actuales con el régimen de Castro.


elpais.com

elpais.com

 

Mucho calor hacía ese día. Un día de verano… Ese día juraron y prometieron cargo los nuevos miembros de la cúpula militar. Y el JEMAD. Antes del acto, en el patio del Ministerio de Defensa, la ministra Carme Chacón pasó revista. Y ese día no hubo críticas por su manera de vestir. Tampoco las hubo cuando visitó, en el mes de septiembre, las instalaciones del hospital de campaña levantado en el Gómez Ulla. Y esperemos que, durante el 20 aniversario de la mujer en las Fuerzas Armadas, las miradas estuviesen dirigidas hacia la labor de la figura femenina dentro de un cuerpo militar profesional. No hacia la ministra.

 

Pero como es habitual en este país altamente mediatizado, la noticia está en todas partes… Durante la Pascua Militar, la Casa Real dio el visto el bueno al traje que lució la ministra de Defensa, un esmoquin de Purificación García. Sin embargo, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) está descontenta puesto que el protocolo marca que la mujer debe lucir vestido largo. “Si quiere ser progre y moderna, que cambie las normas, pero, si no lo hace, debe cumplir la ley. Su actuación no parece la más adecuada como ejemplo para el Ejército, porque precisamente éste se basa en la disciplina y en el cumplimiento de las normas”. Estas han sido las palabras de Mariano Casado, secretario general de la AUME, quien ha visto con malos ojos el traje de chaqueta de la ministra.

 

Por el contrario, Chacón se ha visto arropada por varias personalidades. Una de ellas, sorprendentemente, ha sido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a quien le ha parecido “correctísimo”. También ha defendido su postura Ana María Pérez del Campo, responsable de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas. Ella ha calificado las críticas vertidas hacia la ministra de “machismo subyacente”.


Anoche, al calor de una conversación doméstica, surgió el tema de la política española. Y en concreto, de la mujer en la política de España. Un tema curioso ya que mi compañera de piso intentó convencerme del gran parecido físico entre María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera del Gobierno, y Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid.

 

Teresa Fernández de la Vega

Teresa Fernández de la Vega

 

Jamás antes había oído hablar de tal parecido y nunca antes yo me lo había planteado. Pero quizás haya personas que sí encuentren similitud en los rostros de estas dos políticas. Dos personalidades políticas con unos ideales bien diferenciados.

 

Desde luego, a mí no me convenció…

 

Esperanza Aguirre

Esperanza Aguirre