Mi Solete, esa niña de mi alma... Por Ángela Paloma Martin

Mi Solete, esa niña de mi alma... Por Ángela Paloma Martín

 

Ayer, sábado, pasé una tarde campera, humilde y hogareña con mi familia. Entre la lumbre chisporroteante, había algo que celebrar. La pequeña de la casa, mi sobrina Sara (o Solete como solemos llamarla) cumplirá mañana 8 años. A pesar de que su padre no puede estar para verla crecer y soplar las velas, tiene suerte de tener a tanta gente su alrededor, a tanta familia que la adora.

 

Y no sé por qué, en un momento determinado de la tarde, me acordé de las víctimas de estas pasadas semanas en Gaza, me acordé de quienes sujetan las armas en el Congo, de quiénes van descalzos en el Sáhara. En el Sáhara y en tantos otros países que surcan el África seca e infernal. Me acordé de esas víctimas pequeñas, inocentes e indefensas. Me acordé de lo injusto que es apagar la sonrisa de un niño. Robarle la vida y la infancia. Lo injusto que es apagar una carcajada. Me acordé de la injusticia que supone no volver a abrazar esos cuerpos pequeños que con tanto cariño te abren sus brazos solicitando amor.

 

Y al ver a mi sobrina sonreír, al abrazar a esa niña rubia, esa niña de mi alma, que tanta felicidad despierta al resto de mi familia, me acordé de tantos otros niños que también merecían sonreír. Y, que sin pedir permiso, les apagan la vida…

Anuncios

Cadena Ser

Cadena Ser

 

“No soy triunfalista, soy optimista”. Éstas han sido las palabras que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha emitido durante la entrevista radiofónica, esta mañana en el Palacio de La Moncloa, al plantear su postura de cara a la crisis económica en la que estamos inmersos. Asegura que, para afrontar este “año malo”, espera que el catálogo de medidas del famoso Plan E, ayude a relanzar la economía  y ayude también a las familias con más dificultades: “lo que me importa subrayar es que vamos a recuperar la economía de nuestro país”. No obstante, ha hecho hincapié en que su principal compromiso es la reactivación del empleo. Y pide a los ciudadanos a que “tengan confianza y sigan consumiendo de forma normal”.

 

El ejecutivo ha anunciado que en marzo estarán en marcha entorno a 28.000 obras públicas promovidas por el Estado. Los ayuntamientos tendrán como objetivo mejorar la red urbana y crear empleo directo e indirecto: “250.000 puestos del fondo municipal”. “Hay que dar alternativas a las personas que se han quedado sin empleo y vamos a intensificar la formación de los trabajadores”. “Vamos a trabajar para que no se produzcan los 4 millones de parados”.

 

El Presidente del Gobierno continúa mostrando su confianza hacia el vicepresidente económico Pedro Solbes: “Solbes no es pesimista”; “es un momento en el que administrar las cuentas públicas es muy importante y Pedro Solbes da solvencia y seguridad”. Confía en que su ministro de economía responde ante inversores y ante gobiernos europeos a pesar de los datos negativos publicados en los últimos días. Y no sólo confía en él. También en las medidas que se aprobaron en Washington tras la cumbre del G-20.

 

Entre Obama y Bush

 

“Tenemos que mejorar nuestra competitividad y apostar en lo sectores de futuro”. El Presidente del gobierno se refiere a la inversión en energías renovables: “si seguimos apostando por ahí, podremos ver una recuperación económica más rápida”. Un sector y un país, España, que el presidente electo a La Casa Blanca, Barack Obama, ha puesto como ejemplo.

 

Zapatero tiene esperanzas en la administración de Obama y está seguro “de que va a haber buenas relaciones” con el nuevo Presidente de los Estados Unidos. En cuanto a la figura de George Bush, ha subrayado que considera haber sido uno de los presidentes del Gobierno que más crítico ha sido con su política: “tanto es así que no he tenido ningún encuentro con él”. “Esperemos que no vuelva a haber una política neoconservadora”.

 

Financiación y elecciones

 

El Presidente del Gobierno ha asegurado que pretende mejorar la financiación y espera que haya un pronto acuerdo. “Mejorar la financiación autonómica es mejorar los recursos para la educación y para la sanidad” ya que casi el 70% del gasto de las comunidades va a parar a estos dos sectores.

 

En cuanto a las elecciones vascas y gallegas, Zapatero ha dicho que en Galicia aspira a “revalidar el Gobierno” con Emilio Pérez Touriño y en el País Vasco, con Patxi López, aspira a “ser la alternativa” de Ibarretxe, del PNV. El Ejecutivo cree “que es el momento de otro tiempo en el País Vasco” porque Patxi López representa con “seriedad y sencillez”.

 

Conflicto en Oriente Medio

 

El Presidente del Gobierno ha asegurado con respecto al conflicto en Oriente Medio que “Israel ha tenido una presión internacional fuerte para que el alto el fuego se consumara”. Explica que este acuerdo ha sido fruto de las negociaciones que ha se han estado llevando a cabo en el foro internacional y, en concreto, ha resaltado la tarea del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. “Hay una abismo en la necesidad de un entendimiento entre Israel y Palestina”. “La paz en Oriente Medio es también la paz del mundo”. Sobre si la diplomacia española pesa, el Presidente ha recalcado que la posición de España en el mundo es una posición que “hay que preservar” y, de la cual, “estar orgullosos”.


Este frío. Es este frío. El que vivimos. El que sufrimos y respiramos cada día. Es este frío el que corta el rostro andante, caminante. Se cuela en cada hueco. Busca el resquicio virgen para llenarlo, para contaminarlo con su gélida zozobra. Es este frío el que baña de amargura a cada alma callejera. Es este frío cortante el que arrasa. El que abrasa. El que alimenta la angustia y la pena.

 

Es este frío el que sentimos. Sentimos el frío en nuestro cuerpo como un cuerpo ajeno. Así es este frío, ajeno a nosotros. Yermo, inerte, ajeno. Así es este frío. Como el que siente Europa y muere. Y no llega el gas y viene el frío. Y mueren. Eslovaquia, Bulgaria, Rumania muere.

 

Como muere Gaza… Es este frío…Vino Israel, la muerte y el frío… Y muere Gaza. Niños hambrientos sobre los cuerpos calcinados de sus madres. Ambulancias que no llegan. Médicos que no viven, sólo salvan… si pueden… Y no viven. Heridos, sangre, destrucción y muerte. Este frío… Palabras heladas de frío se pasean entre los tanques, caen con las bombas… Caen con ellas y mueren. Dichoso frío que va en cada disparo congelando las almas de los inocentes. Y hombres y mujeres y niños huyen. Huyen del plomo frío… Del plomo frío que les persigue a cada instante… Huyen del plomo frío porque mueren. Sufren, sienten el frío entre sus carnes, entre la piel desgastada por el llanto, en su corazón, seco ya de desesperación y desgarro…

 

Yermo, inerte, ajeno… Así es este frío…


El Roto

El Roto

Se pronosticó que este sería un año malo. Un mal año. Como lo fue el 2008. Juan Cruz, el 31 de diciembre, decía en su blog que “2008 ha sido un año cabrón, por razones mundiales y hasta personales”; “2008 ha incubado un huevo fétido, que se romperá en 2009, y cuyo olor ingrato nos alcanzará hasta en las pituitarias más ingenuas”.

Este temido 2009 ya ha comenzado. Y ha comenzado mal. Cada día, las noticias que nos muestra la prensa, o la televisión, son más escalofriantes, más sangrientas. Cada día las noticias son más negativas. Y no es de extrañar que se pierda el ánimo, la alegría con la que se comienza un día y hasta las ganas de seguir leyendo una columna…

En la prensa internacional, Israel sigue llevándose todas las miradas. Sigue la invasión de Gaza y hoy, responde un a un ataque lanzando cinco misiles. Sospechando que dicho ataque ha sido libanés, allí que los lanza. Tampoco la guerra del gas parece tener fin. Este 2009 entró helado. Y helada se va a quedar media Europa ahora que la rusa pública Gazprom ha cortado el chorro. Ha dejado de suministrar gas a Europa a través de Ucrania: 17 países se han visto afectados por esta decisión en el peor de los momentos.

En España las cosas no parecen ser mejores. Son 104 personas menos las que comienzan este 2009. Han perdido sus vidas en el asfalto, en las carreteras españolas. Y por si esto no fuera poco, debemos seguir echándonos las manos a la cabeza… Hoy se ha publicado el último dato del paro, el del mes de diciembre: ya rebasa los tres millones por primera vez desde el año 1996.


Ébano, libro de Ryszard Kapuscinski, me parece una colección de palabras no de un mero corresponsal. Es una obra de incalculable valor. Palabras de una persona que sabía lo que contaba. Ahora, con la masacre que se está sucediendo en Gaza por los ataques de Israel, he recordado un párrafo de este libro.

 

Los bombardeos en la franja se cuentan. Las declaraciones de los líderes también. Se calcula el porcentaje de fallecimientos y de heridos. Los medios de comunicación, con clara dificultad, luchando como personas que son contra sí mismos, contra el horror y la miseria, están llegando para hacer llegar la noticia al público que le espera, a la sociedad. ¿Quien será el siguiente que ataque? ¿Cómo? Y los medios, ¿hasta dónde pueden contar? ¿Qué se puede contar?, ¿hasta dónde pueden llegar?, ¿cuánto se les censurará?

 

Kapuscinski, en su libro, hablaba de otras guerras, de muchas guerras. De las que se contaban, de las que se podían contar, y de las que no. Y no sé por qué, ahora este párrafo se me viene a la cabeza… Un párrafo sobre la guerra de Sudán en los años 80…

 

“Se trata de la mayor guerra y la más larga de la historia de África y, seguramente, es la más grande del mundo en el momento presente, pero, como se desarrolla en una provincia profunda de nuestro planeta y no constituye amenaza directa para nadie – en Europa o Norteamérica, pongamos por caso -, no despierta mayor interés. Por añadidura, los escenarios de esta guerra, sus extensos y trágicos campos de la muerte, a causa de las dificultades del transporte y de las drásticas restricciones de Jartum, permanecen prácticamente inaccesibles para los medios de comunicación; de modo que la mayoría de la gente en el mundo no tiene ni la más remota idea de que Sudán es escenario de una gran guerra”.


elpais.com

elpais.com

Para muchas personas será uno más… Un ataque más… Doscientos muertos más (cifra que va en aumento a medida que pasan las horas…) Pero no podemos hacer caso omiso a los conflictos de Oriente Próximo. Difícil de explicar porque la chispa que prende la llama lleva latiendo centenares de años.

 

Hoy nos hemos despertado con la noticia. Una noticia que ha ido creciendo a medida que maduraba este 27 de diciembre de 2008. Malas noticias para cerrar un año de por sí negativo…

 

Hoy Israel ha bombardeado Gaza. Alrededor de 40 misiles han destruido una treintena de edificios y han acabado con la vida de más 200 de personas. Según la Autoridad Nacional Palestina (ANP), la cifra de muertos puede aumentar considerablemente ya que aún están por determinar las víctimas de debajo de los escombros.

 

El objetivo del ataque, según los militares israelíes, era “infraestructura terrorista”. Pero lo cierto es que han caído, en su mayoría, “sedes policiales del movimiento islamista Hamás”. Muertos, sangre, heridos y ruinas es el resultado. El ministro de defensa de Israel, Ehud Barak, ha asegurado que la ofensiva no será breve y que “hay un momento para la calma y otro para la lucha, y ha llegado el momento de pelear”. Por su parte, Ismael Haniyeh, líder de Hamás,  promete venganza: “No abandonaremos nuestra tierra, no levantaremos banderas blancas y no nos arrodillaremos excepto frente a Dios”; “puede haber más mártires y puede haber más heridos pero Gaza jamás se romperá y nunca se rendirá”.