Will Ostick. (De unav.es)

Will Ostick. (De unav.es)

 

“La democracia es sana y moderna y tengo confianza en el sistema norteamericano” 

A.P. Martín Fdez – 14/05/2009

No hay motivos aparentes para dudar de que William Ostick es estadounidense. Este hombre alto, rubio y de ojos azules es el portavoz de la embajada de Estados Unidos en España. A pesar de su juventud, “cuarenta y pico de años”, su trayectoria profesional es envidiable: siempre ha trabajado en el mundo de la comunicación y lleva una dilatada experiencia como portavoz en las embajadas de distintos países como Panamá, Níger y Tanzania. Dos años es el tiempo que lleva en España y lo demuestra su flexibilidad a la hora de expresarse en nuestro idioma. Antes de comenzar a hablar, presentó a la persona que lo acompañaba, Mauricio Sánchez, jefe de prensa que, como él, trabaja también en la embajada.

Los alumnos de último curso de Periodismo, de la Universidad Carlos III de Madrid, esperaban su intervención en el segundo piso del edificio Ortega y Gasset, en la Facultad de Humanidades, Comunicación y Documentación. Humilde a primera vista a pesar de su vestimenta: traje gris claro a juego con una corbata de un azul suave. No lleva gemelos, a diferencia de la mayoría de los diplomáticos, y cómodamente se sienta al lado de Mauricio Sánchez para comenzar el coloquio.

“Información y Diplomacia Pública, el caso de Estados Unidos”, ese ha sido el lema de su presentación. Sin titubear, ha explicado que la diplomacia pública es distinta de la tradicional. Para ello, ha tomado como ejemplo los orígenes de la famosa frase “Buenas noches y buena suerte”. “La diplomacia pública está dirigida a públicos extranjeros, al pueblo, a convencer a la opinión pública de otro país de que Estados Unidos tiene razón en determinadas actuaciones”. Mientras los alumnos no paraban de tomar apuntes sobre las cuestiones relevantes, Ostick ha destacado que la diplomacia pública es “transparente”, no opaca como la tradicional, que es de Gobierno a Gobierno: “la pública es de Gobierno a ciudadanos”. Los Gobiernos democráticos, al menos, así lo persiguen.

Ostick observaba bien a aquellos que lo escuchaban. Consiguiéndolo, ha intentado transmitir con claridad cuál es el objetivo de su trabajo y cómo lo emplea mediante distintos programas: “comprender a la opinión pública, dar información actualizada y veraz y ejercer cierta tendencia de persuasión”. Este joven portavoz de la embajada de EEUU ha insistido en un público objetivo: la juventud. Pero… ¿cuál es el trabajo principal del portavoz?  “Nosotros formamos las estrategias para trabajar en España empleando siempre los medios de comunicación y los recursos electrónicos”. A esto, Ostick lo ha denominado Diplomacia Transformacional.

Es cierto que el trabajo del gabinete de prensa de una embajada es diverso y tiene infinidad de funciones como respaldar a los políticos de la administración a través de los medios, asesorar, organizar eventos propios, publicar escritos redactados por mandatarios o embajadores con gran experiencia… El portavoz no es sólo un funcionario, no es sólo una cara y una voz de una administración, “trabajamos en el ámbito político pero también en el ámbito social, como es el deportivo”. “Las ruedas de prensa que ofrecemos entre periodistas y expertos nos sirven para dar a conocer la realidad social”.

Los asesores de comunicación, como Will Ostick, son profesionales en la materia, tienen un permanente contacto con los medios de comunicación, crean y mantienen relaciones e intentan siempre hacer llegar sus mensajes, en cualquier formato ya esté o no relacionados con las nuevas tecnologías: “la confianza es básica para la credibilidad”. Ostick ha asegurado que la embajada ofrece información a los medios e intentan que esta sea atractiva para que forme parte de su agenda. No obstante, tímido ha revelado que también piden “favores” a los medios. Con un tono serio, Ostick ha explicado que, en muchas ocasiones, estos medios publican informaciones que no son del todo verídicas: “nosotros llamamos para que se corrija el error”. Pero ocurre que algunos medios “no son del todo flexibles para corregirse”.

Según el portavoz, lo que se debe hacer ante una situación de crisis es “dar toda la información que sea contrastada”. Pero sin dar demasiada, “sólo aquella que nosotros podamos verificar”. “Debemos dar respuestas  rápidas para que los periodistas no se vuelvan locos buscando información y que sean verdad”. La embajada, ante todo, facilita el trabajo a los periodistas: “nuestra premisa es ante todo, sí”. Por eso Ostick ha revelado que, con la reciente llegada de Obama a la presidencia, “no tenemos embajador actual”. Con detalle, ha descrito cuál es el proceso que se sigue para la elección y la votación del candidato: “aunque es un proceso lento, esperamos que para el 4 de julio ya tengamos embajador en España”. Además, “un tercio de los embajadores son políticos, no son de la carrera diplomática”.

Los jóvenes. El portavoz de la embajada ha pensado lentamente su respuesta cuando le preguntamos por ese público objetivo. Existen muchos medios en Internet, publicaciones periódicas que ofrecen información para los adolescentes, para que éstos se interesen por su trabajo y por la realidad, como por ejemplo “Zoom on the USA”, pero también emplean conciertos de grupos estadounidenses popularmente conocidos para acercarles información que les pueda interesar: “pensamos que podemos contactar mejor con la audiencia joven, pero para ello necesitamos de los nuevos medios”. Silencio en esa sala cuadricular del edificio Ortega y Gasset. Ostick ha intentado dar una respuesta, como él la ha llamado, más “teórica”: “es evidente que los jóvenes forman sus opiniones más duraderas, son influenciables y es aquí donde empiezan a formar su visión política, de valores, social. Los mayores son menos abiertos a recibir información y es más difícil convencerles”. “Con los jóvenes queremos tomar un contacto benigno sin ningún cargo político para obtener buenas respuestas”.

Los alumnos de periodismo, atentos, pero al mismo tiempo sorprendidos, no se han perdido detalle de cómo es este diplomático. Cambia de postura, se ubica cómodamente en su silla y se coloca el reloj antes de entrecruzar las manos y apoyarlas sobre la mesa: trata de contestar sobre la política exterior con el cambio de Gobierno en su país. De nuevo silencio en la sala mientras medita su respuesta: “en los grandes temas las políticas no han cambiado, pero en muchas áreas claves, sí”. “Los intereses de EEUU no han cambiado. La confrontación con Irán, la táctica ha cambiado pero la política de evitar a todo costo Irán nuclear se queda, igual que con Corea del Norte”.

Otro alumno de la Carlos III se preocupa sobre la posesión de armas: “Es verdad, somos un país con muchas armas y los dos partidos siempre están debatiendo el tema. Por el pragmatismo de Estados Unidos, la gente piensa que debe tener armas pero con límites razonables. Lo que quieren los más libertarios es casi ningún control sobre armas. Eso no va a pasar”. “Un presidente demócrata como Barack Obama va a apoyar los esfuerzos de aquellos que quieren controlar las armas. Los controles que se pueden esperar son un registro nacional”. Asegura que Estados Unidos no va a tener una situación como la europea, pero subraya que con un Gobierno demócrata la situación armamentística sí va a estar más regularizada que con un Gobierno republicano.

Ostick es un hombre cuyo acento es notablemente destacable por sus orígenes, pero no por ello contesta con respuestas cortas. Intenta dar explicaciones extensas para que la cuestión quede clara en su totalidad, como por ejemplo sobre la democracia en Estados Unidos: “yo creo que la democracia en Estados Unidos es sana y moderna”. No obstante, “cualquier sistema electoral tiene sus problemas y más aún en EEUU cuando es un sistema federal”. “Yo creo que nunca hemos visto fraude electoral sistémico masivo, pero siempre habrá un porcentaje en cualquier sistema electoral”. Ostick ha situado hasta el presente este comentario y ha acentuado que para los demócratas siempre es difícil ganar. Sin embargo, la campaña de Obama se basó en una política de marketing altamente cualificada, utilizó fondos de contribuyentes anónimos y, principalmente, las herramientas de Internet, las TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación). “Tengo confianza en el sistema norteamericano. Sé que es perfeccionable pero es demócrata y confío en él”. Tanto Ostick como Mauricio Sánchez han comentado que lo que debe primar es un lobby altamente fuerte, clave del éxito en ciertas relaciones de comunicación. Los partidos políticos en Estados Unidos no son ideológicos, son pragmáticos. Funciona principal y positivamente el formato de lobby…

Tras el anuncio de la ministra de Defensa, Carme Chacón, sobre la retirada de las tropas en Kosovo, Ostick ha asegurado que en Estados Unidos la repercusión mediática y política fue de “decepción” absoluta hasta el encuentro que mantuvieron José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de España, y Joe Biden, vicepresidente de EEUU. No obstante, el portavoz norteamericano no ha querido darle demasiada importancia al caso español puesto que ha asegurado que la opinión pública en su país sobre temas internacionales, y en concreto sobre el tema de Kosovo, no fue tan alta como en España.

Después de la era Bush y el miedo social tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, Ostick ha situado este nuevo Gobierno en un retorno hacia las tradiciones de lo que un día fue Estados Unidos. Eso sí, cambiando las políticas claves y la gestión de la administración, pero sin modificar los pilares claves que sustentas las bases políticas de este país federal.

España, por curioso que parezca, es el segundo país escogido por los alumnos norteamericanos para venir a estudiar después de Gran Bretaña. Y esto es positivo porque se traslada la visión de nuestro país hasta los confines del “grande” mundial. No obstante, España no es sólo toros, fiesta, playas, flamenco y vino. En cuanto a política se refiere, la gestión de las expectativas con la nueva administración de Obama está traspasando las fronteras. Están llegando a España para estudiar tanto el modelo de sanidad pública como las infraestructuras ferroviarias. En cuanto al sistema sanitario, Ostick ha asegurado que nunca llegará a ser totalmente público en su país, tenderán hacia un modelo híbrido. No obstante, en cuanto al sistema de red de alta velocidad, confía en que Estados Unidos sí comience a construir desde cero parte de sus infraestructuras ferroviarias tal como funcionan en España: “El secretario de transportes vendrá a finales de mayo para estudiar el modelo español. Esto sí tendrá una mayor transcendencia que el sistema sanitario”.


Muntazer al Zaidi es el nombre del periodista que arrojó sus zapatos al que era presidente en funciones de los Estados Unidos, George Bush, mientras se encontraba en Irak, en el último de sus viajes oficiales. Desde lo ocurrido en diciembre del año pasado, mucho se ha preguntado por este considerado héroe en el mundo islámico. Ya se sabe su condena. Se pasará los próximos tres años en prisión por este suceso.


presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad

presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad

 

IRÁN ha querido dejar clara su posición en el contexto internacional tras el lanzamiento del primer satélite desarrollado y lanzado con tecnología nacional. El presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha declarado que “la presencia de Irán en el espacio, con el objetivo de expandir el monoteísmo, la paz y la justicia, ha quedado grabado para la historia”.

 

No obstante, el lanzamiento del Omid (Esperanza, en persa), no ha dejado indiferente a los países que conforman el foro internacional. A pesar de que Irán justifica su plan nuclear con la necesidad de energía nacional, el resto de los países siguen sospechando que las verdaderas intenciones del Programa siguen suponiendo una gran amenaza: la creación de armas nucleares.

 

Reacciones internacionales

El nuevo presidente de Estados Unidos ya ha tomado cartas en el asunto. Barack Obama confía en que las actividades iraníes suponen una verdadera amenaza militar y le tiende la mano para negociar una posición pacífica.

Francia también ha mostrado su preocupación tras el lanzamiento al igual que Reino Unido. Según el ministro de Exteriores francés, “la tecnología del lanzamiento es muy similar a la de los misiles balísticos”.

Frente al temor, la solución que ha tomado el foro internacional ha sido sentarse en Wiesbaden con los principales representantes iraníes. La voluntad principal es la resolución pacífica en el marco del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

 

Y es que la evolución balística del programa iraní  preocupa seriamente a EE.UU., Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania. Por ello, los altos funcionarios de las principales potencias con veto en la ONU, incluida Alemania, han querido estudiar el estancamiento en las conversaciones con Irán. El miedo crece frente a la posibilidad de que Irán utilice su Plan con fines armamentísticos.

 

Reanudación del Plan en 2005

Las reconversiones de uranio han permanecido estancadas hasta agosto de 2005. Año en que el presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha facilitado el reinicio de la reconversión. Sin embargo, estas actuaciones van en contra de las recomendaciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (AIEA, por sus siglas en inglés).

Estados Unidos, con el ex presidente George Bush al mando, centró su atención en reunir el máximo de apoyos internacionales, ya que opina que, en realidad el plan tiene como fin el desarrollo de armas nucleares. Por ello, no sólo quiso imponer sanciones económicas al Gobierno iraní, sino también estudiar la posibilidad de un ataque militar al Programa nuclear de dicho país.

Por su parte, el Gobierno de Ahmadineyad, se defiende justificando que la necesidad energética del país es suficientemente importante para que inicien una política de desarrollo nuclear.


Cadena Ser

Cadena Ser

 

“No soy triunfalista, soy optimista”. Éstas han sido las palabras que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha emitido durante la entrevista radiofónica, esta mañana en el Palacio de La Moncloa, al plantear su postura de cara a la crisis económica en la que estamos inmersos. Asegura que, para afrontar este “año malo”, espera que el catálogo de medidas del famoso Plan E, ayude a relanzar la economía  y ayude también a las familias con más dificultades: “lo que me importa subrayar es que vamos a recuperar la economía de nuestro país”. No obstante, ha hecho hincapié en que su principal compromiso es la reactivación del empleo. Y pide a los ciudadanos a que “tengan confianza y sigan consumiendo de forma normal”.

 

El ejecutivo ha anunciado que en marzo estarán en marcha entorno a 28.000 obras públicas promovidas por el Estado. Los ayuntamientos tendrán como objetivo mejorar la red urbana y crear empleo directo e indirecto: “250.000 puestos del fondo municipal”. “Hay que dar alternativas a las personas que se han quedado sin empleo y vamos a intensificar la formación de los trabajadores”. “Vamos a trabajar para que no se produzcan los 4 millones de parados”.

 

El Presidente del Gobierno continúa mostrando su confianza hacia el vicepresidente económico Pedro Solbes: “Solbes no es pesimista”; “es un momento en el que administrar las cuentas públicas es muy importante y Pedro Solbes da solvencia y seguridad”. Confía en que su ministro de economía responde ante inversores y ante gobiernos europeos a pesar de los datos negativos publicados en los últimos días. Y no sólo confía en él. También en las medidas que se aprobaron en Washington tras la cumbre del G-20.

 

Entre Obama y Bush

 

“Tenemos que mejorar nuestra competitividad y apostar en lo sectores de futuro”. El Presidente del gobierno se refiere a la inversión en energías renovables: “si seguimos apostando por ahí, podremos ver una recuperación económica más rápida”. Un sector y un país, España, que el presidente electo a La Casa Blanca, Barack Obama, ha puesto como ejemplo.

 

Zapatero tiene esperanzas en la administración de Obama y está seguro “de que va a haber buenas relaciones” con el nuevo Presidente de los Estados Unidos. En cuanto a la figura de George Bush, ha subrayado que considera haber sido uno de los presidentes del Gobierno que más crítico ha sido con su política: “tanto es así que no he tenido ningún encuentro con él”. “Esperemos que no vuelva a haber una política neoconservadora”.

 

Financiación y elecciones

 

El Presidente del Gobierno ha asegurado que pretende mejorar la financiación y espera que haya un pronto acuerdo. “Mejorar la financiación autonómica es mejorar los recursos para la educación y para la sanidad” ya que casi el 70% del gasto de las comunidades va a parar a estos dos sectores.

 

En cuanto a las elecciones vascas y gallegas, Zapatero ha dicho que en Galicia aspira a “revalidar el Gobierno” con Emilio Pérez Touriño y en el País Vasco, con Patxi López, aspira a “ser la alternativa” de Ibarretxe, del PNV. El Ejecutivo cree “que es el momento de otro tiempo en el País Vasco” porque Patxi López representa con “seriedad y sencillez”.

 

Conflicto en Oriente Medio

 

El Presidente del Gobierno ha asegurado con respecto al conflicto en Oriente Medio que “Israel ha tenido una presión internacional fuerte para que el alto el fuego se consumara”. Explica que este acuerdo ha sido fruto de las negociaciones que ha se han estado llevando a cabo en el foro internacional y, en concreto, ha resaltado la tarea del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. “Hay una abismo en la necesidad de un entendimiento entre Israel y Palestina”. “La paz en Oriente Medio es también la paz del mundo”. Sobre si la diplomacia española pesa, el Presidente ha recalcado que la posición de España en el mundo es una posición que “hay que preservar” y, de la cual, “estar orgullosos”.


elpais.com

elpais.com

 

Ayer por la tarde escuché por la radio que George Bush estaba de visita. Para concluir sus viajes oficiales como presidente de los Estados Unidos, ha decidido ir al país  que invadió de manera ilegal en 2003. Se encontraba en Bagdad, en Irak.

Bien entrada la noche, consulté los diarios digitales. En la portada de todos ellos reinaba un vídeo del presidente en funciones. Y no es de extrañar lo que ocurrió.

Mientras se celebraba una rueda de prensa en el despacho del primer ministro irakí, Nuri al Maliki, un periodista de la televisión Al Bagdadía se levantó de su asiento de manera repentina y lanzó sus dos zapatos al dirigente de los EEUU al mismo tiempo que gritó: “¡Toma tu beso de despedida, pedazo de perro!”.

El presidente estadounidense logró esquivar ambos zapatos y seguidamente aseguró que “no se había sentido amenazado en lo más mínimo”. El hecho, sin duda, tendrá graves consecuencias ya que lanzar zapatos, así como insultar con la palabra “perro”, está considerado como actos graves entre los árabes.

Tras la visita a Irak, George Bush ha hecho un viaje sorpresa esta madrugada hasta Afganistán. El objetivo era encontrarse con sus tropas, desplegadas en este país, y encontrarse con su homólogo Hamid Karazi.

Con mal sabor de boca se despide. Estos viajes oficiales serán los últimos que protagonice el aún presidente de los Estados Unidos. El 20 de enero será cuando diga definitivamente adiós al cargo.

 

Vídeo del zapatazo


De elmundo.es

De elmundo.es

A pocos días de su salida, el presidente en funciones de los Estados Unidos, George Bush, ha concedido una entrevista a la cadena estadounidense ABC. En ella, ha reconocido que el mayor error que ha cometido en los últimos ochos años,  siendo el padre de la Casa Blanca, ha sido pensar que había armas de destrucción masiva en Irak: “El mayor arrepentimiento en toda esta presidencia consiste en el fallo de información en Irak”.

“No estaba preparado para la guerra”. Así de contundente ha sido durante la entrevista. Una entrevista que se emitirá esta misma noche en el país americano. “En otras palabras, yo no hice campaña diciendo: ‘Vóteme, seré capaz de manejar un ataque’. En otras palabras, yo no preveía la guerra”. A la pregunta de ¿qué hubiese hecho si los servicios de espionaje le hubiese confirmado la inexistencia de las armas?, Bush respondió: “Es una interesante pregunta, pero es una vuelta al pasado que no puedo hacer. Es difícil para mí especular”.

El número de soldados americanos fallecidos en Irak alcanza los 4.000. Pese a ello, George Bush asegura que se siente orgulloso de no haber retirado las tropas de manera anticipada. Añade, “si pones en peligro a niños, vas [a la guerra] para ganarla. La retirada hubiera comprometido mis principios”. Bush desea ser recordado como el presidente que tomó decisiones con principios, “sin vender su alma a la política”.


 

 

Tras la esperada Cumbre de Washington, el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presentará, el próximo 27 de noviembre en el Congreso, un “plan de reactivación económica”. Satisfecho por su presencia en territorio americano, Zapatero explicará, ante un hemiciclo atento, su paquete de medidas basado en la inversión pública. Pero no estará solo. Será en Bruselas y en diciembre cuando el ejecutivo ponga en común, ante el Consejo Europeo, su plan en coordinación con el resto de países de la UE.

 

Hasta la fecha, todos los países afectados por la crisis económica han llevado a cabo distintas acciones para la reactivación de sus economías. Pero, ¿qué hacer para estabilizar los mercados financieros? Ayer, durante la celebración de la cita americana, los países que forman el G-20 se pusieron de acuerdo en aumentar la cooperación macroeconómica y en utilizar medidas fiscales adecuadas y rápidas para estimular el sistema. Con instrumentos de liquidez y programas de apoyo se ayudará a los países en desarrollo. Durante la reunión, no se han olvidado del Banco Mundial ni del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismos que revisarán periódicamente para que garanticen flexibilidad y continúen desempeñando su papel en respuesta a la resolución de la crisis.

 

En su intervención, el presidente español abogó por “una acción coordinada de los Estados para reactivar la economía mediante el instrumento de las políticas fiscales”. Insiste en que se necesitan “inversiones públicas en la economía productiva”: “se trata de que el sector público lidere en este momento y con carácter coyuntural la acción económica”. Trabajo le ha costado al padre de La Moncloa que sus palabras se hiciesen escuchar en América, aún así, asegura que “hemos dado un primer paso muy importante y seguiremos haciendo las cosas bien para consolidar nuestra posición”. De momento, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, no descarta la presencia de España en la siguiente cita económica que se celebrará el próximo abril en Londres. De momento, Rodríguez Zapatero responde: “yo siempre me fío del señor Sarkozy”.