ÁNGELA PALOMA MARTÍN | Madrid

POCOS días antes de que Juan Manuel Santos ganase la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia, los medios latinoamericanos pronosticaban un empate en las encuestas. Antanas Mockus era (o es) su principal rival en el ring. Un ring donde ambos saben que no juegan solos.

Desde la península, leíamos que Mockus era el fenómeno electoral en Internet. A pesar de ese pronosticado empate, algunos tenían la fiel esperanza de que resultase ganador. Ganador por la gestión de una estrategia: la comunicación a través de Internet.

El crecimiento de Facebook en la campaña del ex alcalde de Bogotá ha llamado la atención a los profesionales de la comunicación que están desarrollando su labor allí, y se han sorprendido del poder de Internet: éste no sólo obtiene resultado en Estados Unidos. Pero en esta campaña online, sin duda, algo ha fallado…

Que los políticos están intentando hacerse un hueco en las redes sociales es cierto, pero no funciona igual una estrategia para todos los países. Cada entorno social es diferente, sólo hay que saber identificarlo y descubrir cuál es la forma ideal de actuar.

Buscando la clave de la comunicación política online....

Según Enrique Dans, “el secreto del uso de Internet en política hoy no está en Facebook, ni en Twitter, ni en blogs, ni en páginas Web: está en entender Internet, en tener claro qué es lo que Internet ofrece a los ciudadanos, y lo que puede conllevar en la maltratada relación entre políticos y ciudadanos”.

Ben Self fue una de las personas que idearon la estrategia online de la campaña de Barack Obama. En marzo de 2009 hizo públicos en Australia estos nueve secretos a voces bien gestionados:

1.- Aportar información actualizada, pero información: mensajes y vídeos informativos breves y contundentes. En una palabra: claves.

2.- Hacer que la gente que participaba se conociese entre sí: aquí entra el ciudadano como pieza principal del juego. A través del correo electrónico y google maps se facilitaba el contacto con otros seguidores.

3.- Pedir a la gente que hiciese cosas: “the move voters are asked, the more they gave”. Estas son las palabras de Ben Self en la que quiere reflejar que “cuánto más pides a los votantes, más te dan”. Aquí entra en juego el despertar la motivación del ciudadano que está al otro lado de la red: el ciudadano como participante activo.

4.- Hablar mucho con la gente: nuestro hombre clave en esta campaña consiguió también que tres millones de personas se adscribieran a su página de Facebook y dos millones más a la red social propia de Obama. Pero aquí no acababa todo: los mensajes eran respondidos cada minuto que pasaba y se enviaban correos electrónicos con eventos participativos.

5.- Dar TODA la información: publicar todo acontecimiento. Además, no se escondían a la hora de pedir dinero para recaudar fondos. Hasta el director general de la campaña de Obama, David Plouffe, fue protagonista de un vídeo explicando incluso en qué se invertiría lo que se recaudase. En este “dar TODA la información” lo que se pretendía era ser transparentes en los mensajes que se lanzaban.

6.- Dejar a los seguidores que hiciesen su “propias” campañas: dejar libertad a los seguidores para que éstos fuesen los creadores de sus propios eventos.

7.- Hacer “microtargetting”: para interactuar con personas que compartiesen las mismas características registraron a los seguidores atendiendo a unas variables personales como por ejemplo la edad, lugar de residencia, intereses, etc. El objetivo era enviar mensajes más personalizados en función de unos intereses propios.

8.- Investigar: esta sea quizás una de las claves más importantes. Investigar. Saber con qué grupo de personas me voy a enfrentar y si el mensaje que lance va a tener éxito o no, o va a satisfacer sus necesidades o no.

9.- Transmitir pasión: según Ben Self este es el gran secreto de su estrategia. Si este falta no hay éxito por muchas cosas que se hagan.


ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

DESPUÉS de visitar el Newseum en Washington, uno se da cuenta de que todos lo museos no son iguales. Cada uno que se visita tiene un toque especial. Y por supuesto, la palabra museo no se debe relacionar nunca con la palabra aburrimiento, pintura tras pintura o lienzo tras lienzo.

Fachada Newseum. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Seguramente, los profesionales de la información y aquellos fanáticos o aficionados al periodismo o al reporterismo sean los más curiosos por conocer el gran museo de la prensa, tantas veces mencionado en los medios por tantos y tantos periodistas de reconocido prestigio.

El Newseum se levanta en un gran edificio de siete plantas. Y nada más llegar, puedes observar en 4D una película que te va acercando, cuan sueño mágico, al espectacular mundo del periodismo haciendo un recorrido por la historia. Y en cada planta, algo que contar y en diferentes soportes. Este museo interactivo es así, para grandes y pequeños, para amigos en búsqueda de un sueño, para periodistas que se quieren sentir involucrados y que les gustaría vibrar con cada cosa que allí se muestra.

Sexta planta. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Sexta planta. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Desde pedazos del muro de Berlín que un día separaron en dos el mundo, hasta el fatídico 11 S. Desde periódicos que un día nacieron para quedarse, hasta las portadas del día de hoy de cientos de periódicos de todo el mundo. Desde la prensa, hasta la radio, pasando por la televisión e Internet. Desde la fotografía hasta los premios Pulitzer. Desde un plató de TV hasta un memorial de los periodistas que han muerto ejerciendo su labor y aquello que más les gustaba. Desde corresponsales hasta verdaderos presentadores venerados en este país.

Fragmentos del Muro de Berlín. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Premios Pulitzer. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Portada del hundimiento del Titanic. Fotografía de Ángela Paloma Martín

En memoria de los periodistas fallecidos. Fotografía de Ángela Paloma Martín

En memoria de José Couso, operador cámara asesinado en la guerra de Irak. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Zona de corresponsalías. En la fotografía James Natchwey, fotógrafo de guerra. Fotografía de Ángela Paloma Martín

El Newseum es para ver y disfrutar. Para conocer. Para contemplar. Para adivinar. Para vivir este mundo del periodismo. Para sentirlo.

Panel de portadas de decenas de periódicos que abrieron con el atentado del 11S personas. Fotografía de Ángela Paloma Martín


ESTA mañana me he despertado con una sorpresa: la lista que Antonio Cambronero y Jose Luis Orihuela han realizado de los 30 blogs que consideran importantes de cara al 2010. Para mi sorpresa y felicidad, entre ellos está “Donde no existe el silencio…”. Es por ello que reproduzco el post de ambos:

———————-

Una selección de Antonio Cambronero (Blogpocket) y José Luis Orihuela (eCuaderno): 30 blogs que darán que leer y que hablar en 2010.

Actualidad

Barcepundit. Un clásico, sin concesiones.

Donde no existe el silencio. Las palabras y las imágenes de Ángela Paloma Martín.

Opiniones Impertinentes. Nacho Uría escribe este blog para perplejos.

Arquitectura

Bitácora Virtual. Andrés Moya y un blog imprescindible, incluso si no eres arquitecto.

La Ciudad Viva. Un blog colectivo sobre espacios urbanos sostenibles.

Comunicación

Clases de Periodismo. Las pistas de Esther Vargas para hacer Periodismo 2.0.

Uberblogged. Un repaso a los entuertos mediáticos de los tiempos que corren por Ursula Astondoa.

Invasiones Bárbaras. Un blog bárbaro de Diego Peralta Murias, Pedro Rivas Ugaz y Maricella Arias.

Consumo

La Mujer Objeto. A Delia Rodríguez y a Sofía Ruiz de Velasco lo que les gusta son las cosas bonitas que brillan.

Comparte mi moda. Moda para mujeres reales impulsado por Patricia Fernández desde Asturias .

Cultura móvil

Cobertura Móvil. Christian Espinosa, profesor de Nuevos Medios e impulsor de iniciativas full mobile, responde a la pregunta: ¿Qué estamos haciendo con los teléfonos celulares e internet?.

Transmedia. Mara Balestrini explorando las nuevas fronteras entre el arte, la tecnología y la narrativa.

Fotoblogs

Gran Foto. Fotos de Argentina o de Argentinos en formato grande al cuidado de Cristian Beckerle.

Te vi. La mirada de Chiara Cabrera.

Gastronomía

Mis fotosecuencias. Mauro Duarte en la cocina de un blog sobre gastronomía para no iniciados.

Realismo Gastroliterario. Un blog servido por Miguel Ansaldi, el mejor camarero del mundo.

Juegos

Bocabit. René Fernández aka The-RockeR está detrás de este blog cuya temática principal son los videojuegos, el cine y la televisión.

Jugones de la Web 2.0. Amaia Markuleta sobre juegos, animación, 3D y nuevas narrativas.

Literarios

Las Anacrónicas Electrónicas. El blog que escribe Allendegui porque si no nadie lo escribiría.

Literatura Electrónica. Blog colectivo del portal Literatura Electrónica Hispánica impulsado por la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Material ligero. Si quieres conocer cómo afectan las nuevas tecnologías, incluida la web 2.0, en el libro y la lectura.

Peinate que viene gente. José Playo se mueve a gusto entre la ficción y las experiencias personales.

Marketing

Vida en red. Mireia Mata comparte sus lecturas y aporta pistas valiosas para la vida en red.

Metablogs

Bloguismo. Los mejores consejos para bloguers de la mano de Juan Andrés Milleiro.

Mitología y fantasía

Las cosas que nunca existieron. El blog del iimaginario colectivo alrededor del mundo. Mitos y leyendas.

Personales

El Mirador. Nuestro amigo José Luis Perdomo escribe un blog que se sale.

Es Evidente. Evidentemente, los monólogos al mundo de Marina Torchiari.

¿Por qué no?. Inés Royo desde Washington: “porque escribir para mí es mucho más fácil que hablar”.

Con alegría e ilusión. Tanto si prefieres la alegría como la ilusión, en este blog las encontrarás a ambas.

Twitter

esTwitter. Todo sobre Twitter en español por Javier Guembe.

Lista en Twitter: @ecuaderno/seleccion2010Ediciones anteriores40 Blogs a seguir en 200940 Blogs a seguir en 200830 blogs a seguir en 2007.


CON el desarrollo de las tecnologías, las formas de comunicar han cambiado. En este mundo globalizado, estamos en un momento no tanto de sustitución sino de incorporación. Es obvio que la planificación de los medios tiende hacia la complejidad. Estamos ante una revolución de los medios sociales, hacia una interactividad cada vez más positiva…

He aquí algunos ejemplos de hacia dónde vamos, no sólo en comunicación sino también en marketing (¿cómo podemos tener al público otra vez involucrado?)…

Enlaces relacionados:

.- Socialnomics: Blog de Eric Qualman


Joseph Pulitzer. Wikipedia

No sólo los periodistas digitales optarán a los premios Pulitzer. La organización de este galardón ha decidió modificar su criterio: incluirá también páginas web, ya sean de información noticiosa o de opinión, que además estén enlazadas a otras páginas con contenido informativo. ¿El límite? Seguirán excluidos para optar al premio los trabajos en medios audiovisuales y los artículos de revistas y su contenido trasladado a sus respectivas páginas web.

Según ha declarado  el administrador de los premios, Sig Gissler, “Esta revisión proporcionará una mayor flexibilidad para que nos centremos en el mérito de una aportación, en lugar de en la misión de la página web donde se ha publicado”.


RESULTA de una satisfacción tremenda descubrir algo que se desconoce por completo. Y más aún si es útil, como Wordle: una herramienta web para representar textos nubes de etiquetas o tagclouds. Es tan sencillo como copiar y pegar el texto queremos que se mapee.

La siguiente imagen muestra la nube de etiquetas del post que abajo se presenta “De la información al conocimiento”.

Nube de etiquetas "De la información al conocimiento"

.- Post relacinado: Nubes de etiquetas

 


lainformacion.com 

 

lainformacion.com

Atendiendo a lo que cientos de teóricos subrayan, el periodismo está cambiando. El concepto de la palabra “periodismo” ya no es entendida como hace años se hacía eco de ella. Lejos quedaron esas tertulias taberneras y de cafés de los siglos XIX y XX y, como no, esas columnas periodísticas, tan aclamadas en algunos casos y tan perseguidas en muchos otros, de los mejores periodistas de nuestro país. Aquellos que tanto lucharon por ofrecer lo verídico que se les dejaba.

El periodismo ahora va muchos más allá de las plumas, las ruedas de prensa y los prestigiados columnistas de los que tanto aprendemos aquellos que queremos ejercer esta profesión de la mejor manera posible.

Con la llegada de la era digital, os presento lainformación.com. Un periódico digital que hoy cumple su primera semana en abierto… 

Os dejo con un vídeo de  lo que pretenden ser…


elpais.com

elpais.com

Existe mucha publicidad en Internet que molesta visualmente. A la hora de navegar por la red e informarse mediante los medios de comunicación digitales obseramos que muchas estrategias de marketing no son las más oportunas y apropiadas. Os pongo un claro ejemplo en la imagen. Una imagen de publicidad que lleva día atormetando nuestra visión cada vez que vamos a informarnos sobre cualquier tema en este medio digital.

Y me ha venido esta cuestión a la mente, de manera repentina, cuando de nuevo he visitado esta web. Quería informarme mejor sobre lo que está ocurriendo, en este mundo globalizado, sobre la gripe porcina… Se me han quitado las ganas de continuar leyendo el artículo porque he sido de nuevo amedrentada con este anuncio… Distrae y molesta… ¿Y a vosotros?


Plan E

Plan E

.

Han pasado dos meses desde que un familiar cercano me comunicó que habían despedido a un gran número de personas de la empresa para la que trabajaba, incluida ella. Han pasado algunos meses más desde que me formularon la gran pregunta, entre el calor del verano – Ángela, ¿tú crees que hay crisis? – Esto es el principio, pensé en silencio…

Afectado el mundo, afectado el sector financiero, afectado el sector energético, afectado el sector automovilístico. Afectados nosotros, nuestro país. Nuestra economía, afectada. Y nuestro ánimo. Y preocupados, también. Y 3.128.963 de personas llamando angustiados y desesperados a las puertas del Inem.

Y, como dicen en mi pueblo, “si no quieres caldo, dos tazas…” Grandes problemas han surgido en el transporte aéreo (y también terrestre) debido al temporal de nieve que asoló Madrid el pasado día 9. Y no sólo por el temporal. También por la ineficacia, la desinformación y la incompetencia. Tras este problema, vienen las reacciones, preocupantes y contundentes, entre la sociedad y entre los políticos de la oposición. El Gobierno, Fomento, AENA e Iberia se llevan las críticas y los reproches.

– ¿Y los responsables…?

– ¿Qué responsables?

 

Hoy, el periódico El País publicaba unas palabras en la sección de Opinión – Cartas al director. Palabras de un ciudadano de Madrid llamado Raúl Maside Rodríguez bajo el título “La otra nevada”: ¿Qué hace el presidente? No sólo no hace nada, sino que sus ministros sólo se limitan a decir que la situación seguirá empeorando y, de vez en cuando, echan alguna cortina de humo alentando que en unos… dos meses podría de nuevo estabilizarse el paro, y de empezar la recuperación” .

 

Quizás, mientras Raúl Maside escribía esas palabras, José Luis Rodríguez Zapatero estaba grabando un vídeo, para Internet, donde comunicaba sus medidas anticrisis… Un vídeo “colgado” en una página, llamada Plan E, dividida en cinco “ejes de actuación”: familias, empresas, empleo, financiero y modernización de la economía. Unas medidas anticrisis en Internet que muchas personas de la tercera edad no podrán conocer, tampoco algunas otras que vivan en pueblos o aldeas, tampoco las que carezcan de conocimientos tecnológicos… Medidas que mucho ciudadano medio no podrá conocer, entre otras cosas, porque no tiene empleo, entre otras cosas, porque no puede seguir pagando la factura que le daba acceso a una conexión. Si alguna vez la tuvo…


Theslogan Magazine

Theslogan Magazine

 

Recuerdo mis primeros años de estudiante cuando aún no tenía Internet en el piso en el que vivía. Nos organizábamos nuestros horarios de estudio, las comidas, cuándo hacer la colada y limpiar, cuándo salir y, por supuesto, cuándo ir a casa a visitar a la familia y a l@s amig@s. Pero todo cambia. Las compañeras, los hábitos y las formas de vida, las costumbres e incluso el propio piso. Antes solíamos ver los informativos de la televisión mientras cenábamos. En el descanso, fregábamos los platos (o la “loza”, como bien decía una gallega…). Y después, nos apalancábamos en el sofá para disfrutar de la serie del día. Antes hablábamos más por la casa, se notaba que había vida en ella. Es cierto que no teníamos Internet. Pasábamos más horas en la Universidad para aprovecharlo al máximo ya que prácticamente todos nuestros apuntes estaban (y están) ahí. También la entrega de trabajos y prácticas y las relaciones con el profesorado eran (y son) mediante este soporte digital.

 

Cinco años después todo ha cambiado. Necesitamos Internet, casi casi, 18 de las 24 horas del día para llevar a cabo la carrera, para estar comunicados con los profesores, con los compañeros de clase y de trabajos, con los amigos y con la familia, para poder mantenernos informados de cuanto acontece. Necesitamos Internet para consultar fuentes y tener una visión global de lo que estamos realizando cuando llevamos a cabo nuestros trabajos finales. En esta web 2.0 los servicios han aumentado, se ha convertido en una majestuosa enciclopedia, han aumentado los blogs informativos, los portales de relaciones sociales, la comunicación multimedia, los periódicos digitales. Ahora es una fuente ágil y flexible. Pero con una brecha importante,: el retraso de las telecomunicaciones.

 

Ahora en casa reina el silencio. Mi nueva compañera de piso, que tiene cinco años menos que yo, me manda correos electrónicos cada vez que quiere decirme algo curioso sin importancia, según dice ella, para no molestarme ni distraerme. Cuando es algo importante, rompe esa norma que la ha hecho suya. Aquí apenas se enciende la televisión. Sólo para ver el informativo. Si alguien visita nuestra casa, nos encontrará a cada una aparcadas en nuestra silla, enfrente del escritorio con el ordenador encendido o con un bolígrafo en la mano… Ahora la comunicación entre nosotras se sitúa en la cocina mientras hacemos la comida, o en el pasillo, cuando nos encontramos para despedirnos al salir a la calle…

 

Por eso no me ha sorprendido leer el artículo que publicaba elpaís.com esta mañana: Los españoles ya pasan más tiempo en Internet que viendo la televisión