ESTÁ en todas partes. La campaña de Madrid 2016 lleva viviendo con nosotros ya un tiempo considerable, ya sea en la gran capital o no. Cientos de ciudadanos españoles la apoyan (y muchos que no lo son pero así se sienten), los medios de comunicación también. Y no digamos ya de los políticos y deportistas de nuestro país. Esta fiebre ha llegado, como no, a las redes sociales: “todos tenemos una corazonada”, publican algunos usuarios; otros enlazan vídeos como el que aparece en este post. Y, aunque se esté a favor o no de que los Juegos Olímpicos se celebren en la ciudad madrileña, la intuición, sorprendentemente, ha pasado a ser una esperanza y una ilusión. Dentro de poco conoceremos el triunfo o el fracaso. Dentro de poco conoceremos si el deseo sólo ha sido un sueño o si el este deseo lo tendríamos que haber vivido con los pies en la tierra…


Ahí me encuentro, subida en un cañón de la Ciudadela de Pamplona. Fotografía de A. O.

Ahí me encuentro, subida en un cañón de la Ciudadela de Pamplona. Fotografía de A. O.

HACE un año cree este blog: Donde no existe el silencio… Aunque cierto es que con el mismo título comencé una aventura anterior en el mundo de la blogosfera. Sin embargo, mi identidad se esconde tras las palabras que aquí aparecen habitualmente. En un primer momento quise ejercer la profesión que tanto amo desde otra perspectiva; y no sé si lo he conseguido, pero al menos, intentándolo me he sentido feliz. Mi pretensión era escribir, contar a diario, y pido perdón porque esto no se ha conseguido a la plenitud por diversos motivos. Muchas cosas me han pasado a lo largo de este año, imprevisibles y sorprendentes, buenas y malas, y todas ellas han sido un factor importante para que publicase o me bloquease, para que siguiese dedicando mi tiempo a algo que me apasiona o lo tuviese que dejar en épocas críticas. Pero el mundo se mueve así y no de otra manera. Y como personas y humanos que somos debemos acostumbrarnos al rumbo de este mundo que unas veces nos da tanto y otras veces nos deja desnudos e indefensos.

Esta documentalista, periodista, niña, mujer, hija, hermana, amante y amiga comenzó hace un año esta aventura por amor. Sí. Por amor a una profesión: el PERIODISMO. Un año después sigo enamorada y enganchada y sigo pensando que aún quedan muchas cosas por hacer, muchas por contar y transmitir.  Sigo teniendo la inquietud, como escribí en el primer post hace ahora un año, de ver plasmado todo aquello que observo y experimento en esta traviesa vida donde las noticias nacen por doquier y a cada instante.  Ellas están ahí: sólo hay que darles el empujón adecuado para sacarlas a relucir, para que la sociedad, al conocerlas, les dé el brillo que merecen.

Un año después sigo pensando que Donde no existe silencio existe todo aquello que sucede, el ruido y el acontecer del mundo real, de la vida. Desgraciadamente la objetividad periodística se perdió hace mucho tiempo. No obstante, aún quedamos personas con la ilusión de transmitir a la sociedad la realidad, de informar de manera un poquito distinta buscando la veracidad como principio fundamental, como principio personal. La inocencia forma parte de mí por querer buscar lo imposible en este mundo mediáticamente contaminado. Aún así, no descansaré. Por vocación, por pasión, por amor eso es lo que busco. Esto es lo que soy.

Y ya sólo me quedan palabras de agradecimiento a todas aquellas personas que me han leído, que no son pocas. A todas las personas que han querido dejar plasmadas unas poquitas palabras en ese rincón del comentario. Gracias a todas aquellas personas que han sentido la necesidad de mandarme un correo electrónico para contactar conmigo. Gracias a mi familia porque, gracias a su esfuerzo, yo puedo seguir luchando y perseguir mis sueños. Gracias a mi padre, un modelo a seguir que me da la fortaleza que necesito. A mi madre, siempre guerrera. Gracias a A. O. que siempre está ahí, conmigo, como “alfarero que forja”. A mis compañeros de clase, que estuvieron día a día conmigo, aguantándome, bajo el mundo académico que nos ha otorgado algo más que un título. A mis amigas, las de siempre, las de toda la vida, por ser tolerantes conmigo y aceptarme tal y como soy. Gracias a Domingo Puerta, ese joven periodista que continua visitando esta página día a día, plasmando sus ideas y haciéndome pensar a mí en alguna otra. Gracias a los poquitos periodistas profesionales, grandes y reconocidos, que de momento he conocido en el bagaje de este mundo de la información, gracias por sus consejos, por sus palabras, por su humildad y por seguir en contacto conmigo para animarme a seguir creciendo.

Esta manchega, hija de la tierra de Don Quijote, seguirá escribiendo no ya desde Madrid sino desde Pamplona, donde ahora me encuentro, persiguiendo una vez más un nuevo sueño…


El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, saluda al presidente de Repsol, Antonio Brufau. Fotografía de elpaís.com

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, saluda al presidente de Repsol, Antonio Brufau. Fotografía de elpaís.com

El día de hoy, en que se cumple el octavo aniversario de la mayor tragedia en Estados Unidos, ha sido el elegido por el presidente de Venezuela para visitar España. Hugo Chávez se ha encontrado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Seguidamente se ha reunido con el Rey Don Juan Carlos, con quien se ha atrevido a hacer alguna broma con respecto a su barba, una barba como la de “Fidel”. Y por último ha revolucionado la Gran Vía madrileña al visitar el gran templo de La Casa del Libro. Triplete absoluto con noticia: el mayor descubrimiento de gas en un bloque del Golfo de Venezuela.

En la famosa librería ha hablado con el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y allí han conversado sobre la utilidad del enorme yacimiento de gas natural. Estando aún virgen el asunto, ya se traman, incluso, los beneficios del hallazgo entre Repsol y Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima, PDVSA, aunque Repsol tendrá que repartirlos con la empresa italiana ENI según contrato.

Concluyo con las palabras que Brufau ha hecho públicas en diálogo con Chávez:

.- “Hay que hacer mucho trabajo todavía, pero en dos o tres años ya podríamos tener las cosas mucho más claras. Pero es un yacimiento que da para mucho, podría dar incluso para un proyecto de GNL [Gas Natural Liquado]

Veremos si esta noticia le da un respiro al bolsillo de España que, últimamente, anda un poco escaso de ese sonido que hacen algunas monedillas cuando chocan y chocan en pos de un rumbo sin destino fijo…


Pamplona, 6 de septiembre de 2009

Mi queridísima Laura,

Puede que sea el aire o el viento el que turba mi emoción y mi sentir en estos momentos. Ya mudada a una nueva ciudad en la que el verde y el frescor inundan las calles, te escribo para agradecerte tu compañía en esta travesía. Convencida estoy, mi querida Laura, de que te interesará saber que muchos son los estudiantes que hay en esta tierra navarra. Y no pocos extranjeros, créeme cuando te lo digo. Los hay por decenas en el campus y en los alrededores. Alguno de Alemania también habrá, te lo digo porque sé que amas ese gran país.

Continua…


Fotografía de Ángela Paloma Martín

Fotografía de Ángela Paloma Martín

Callao, Madrid, 13.30 horas. Ahí es donde se encuentra cada día, este hombre que vemos en la fotografía. La mayoría de las veces no lo encontramos sólo. Pero se ha convertido en una imagen perenne en el decorado de la Gran Vía madrileña. Esta no es la única ocasión que hablo de la mendicidad en este blog. Sin embargo, llevo muchos meses, incluso me atrevería a decir que algo más de un año, viendo a este hombre en el mismo sitio haga frío o calor, llueva o caigan malditos los rayos del sol. Y es por ello que quería hacerle un hueco en este espacio virtual. Si hablamos con él, no lo oiremos quejarse de una situación que roza la inhumanidad, y pide en la calle segundo tras segundo sin descanso de una manera particular. A diferencia de otros mendigos, este hombre, acompañado en ocasiones, pide unas monedas de una forma original. Puede que sea sinceridad o simplemente muestren contundentemente lo que todo el mundo piensa. ¿En qué se gastarán los pobres el dinero que recogen en la calle? Pues seguramente lo que ronde la mente de todos es lo que este mendigo a escrito en unas cuantas cartulinas blancas. A lo mejor, el motivo de esta forma de pedir, es para que aquellos que se acercan no pregunten tanto… El colaborar con ellos o no, queda en la conciencia de cada uno…

Por cierto, la fotografía no me costó 278 euros… Se puede hablar con ellos, pregúntenles si tienen dudas… No muerden…

Fotografía de Ángela Paloma Martín

Fotografía de Ángela Paloma Martín


En Madrid lo habitual se pierde en la penumbra. Lo raro siempre da paso porque, sencillamente, así es Madrid. Nada normal. Cada persona que nos cruzamos en la calle, en el metro, es distinta… Cada tienda también, así como cada lugar o posición… Diversas son sus formas y coloress… En Madrid las sorpresas son diarias, como su gente y su devenir diario… Por eso no es de extrañar que un fotógrafo inmortalice la boda de una pareja de novios orientales a los pies de la  catedral de la Almudena un jueves a las 12 de la noche…

Fotografía de Ángela Paloma Martín

Fotografía de Ángela Paloma Martín


Mañana hará un año de la peor tragedia aérea en España. Se cobró la vida de 154 personas. Recuerdo, como si hubiese ocurrido hace pocos segundos, cómo se sucedieron los acontecimientos en el medio en el que trabajaba y en el que ahora me encuentro. Pedí voluntariamente cubrir esa información sin llegar a pensar el número de horas en el que estaría involucrada. Me sentía dentro de una película sin fin incluso cuando llegué a casa. Por eso, por la inquietud, decidí volver a la redacción. Sucesos así no se olvidan nunca y menos cuando se viven siendo estudiante aún y primeriza en el oficio.

Cada año, el 20 de agosto, este país vestirá de luto su recuerdo…